Fuente: Aurora

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, criticó duramente al presidente palestino, Mahmoud Abbas, al que acusó de premiar a los terroristas, durante una conferencia de prensa ofrecida a 140 periodistas cristianos de 40 países.

“Abbas tiene en sus libros de leyes una norma que dice que si usted le vende tierras a los judíos, será ejecutado”, explicó el primer ministro.

Netanyahu manifestó que:”La embajada estadounidense [en Jerusalén] está cerca; en realidad está a corta distancia a pie y es el resultado de una decisión valiente e histórica del presidente Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar aquí la Embajada de Estados Unidos. Creo que se merece un tremendo aplauso por un tremendo acto. El presidente Trump corrigió un error histórico. Me refiero a que la idea de que no estamos vinculados a Jerusalén es un fiasco increíble que se observa en las instituciones y las resoluciones de la ONU y en la UNESCO”.

“Este intento de falsificar la historia con respecto a Jerusalén y con respecto a nuestra conexión con esta tierra es una injusticia terrible para la tribulación del pueblo judío que ha realizado una travesía que no ha sido superada por ningún otro pueblo”.

“Israel es el único país del Oriente Medio donde la comunidad cristiana prospera y crece. Sin Israel, el islamismo radical se apoderaría fácilmente del Oriente Medio. Israel no solo se protege a sí mismo sino que también protege al vecindario”, agregó.

“Sé que Irán busca afianzarse cerca de Israel para destruirlo, lo dicen abiertamente”, apuntó el titular del Ejecutivo sobre la amenaza que emana de la República Islámica.

“No les permitiremos que lo hagan. Respaldamos nuestras palabras con acciones, incluso ahora, nada ha cambiado, continuaremos defendiéndonos”, afirmó.

“Hace varias semanas, los iraníes intentaron planear un ataque terrorista contra el régimen en París”, aseveró.

“Irán está organizando células terroristas en todo el mundo. Irán nos ve como el pequeño demonio, Europa es el demonio mediano y Estados Unidos es el gran demonio”.

“Irán ha expandido su imperio a través de países como Siria y Yemen. No le dén a Irán las herramientas para destruirnos”, exclamó Netanyahu.

El primer ministro calificó a los periodistas de “embajadores de la verdad” y les pidió que cuenten la historia de Israel, su presente, sobre quién quiere y quién no quiere la paz, enfatizando el hecho de que Israel es una democracia fuerte que defiende los derechos de musulmanes y cristianos.

Cuando le preguntaron acerca de la estudiante estadounidense, Lara Alqasem, a quien se le prohibió ingresar al país debido a su supuesta participación en el movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), el mandatario indicó que todos los países tienen derecho a decidir quién puede ingresar.

Alqasem presentó una apelación ante la Corte Suprema de Justicia, luego que el Tribunal de Distrito rechazara un recurso previo para permanecer en Israel.

“La Corte Suprema de Justicia está revisando el asunto. Si la Corte rechaza su apelación, será expulsada de Israel”, explicó Netanyahu.

“Todos los países, todas las democracias y muchas democracias tienen disposiciones especiales por las que deciden a quién dejan entrar y a quién no. Si usted es virulento contra Estados Unidos y trata de entrar, hay una buena posibilidad de que no se le permita ingresar si lo saben de antemano. Esto también es cierto en muchas democracias europeas. Es cierto [también] en la democracia llamada Israel”.

“Confío en que el ministro [Gilad] Erdan haya examinado eso y lo haya investigado. Ahora está bajo la decisión de la Corte Suprema de Israel, así que no voy a entrar en eso. Y ellos decidirán si se hacen cargo o no. Si se hacen cargo, veremos cómo se desarrolla. Si no se hacen cargo, será deportada”.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta