El primer ministro australiano, Scott Morrison, está considerando reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la embajada allí, informaron el Sydney Morning Herald y The Daily Telegraph este lunes.

Australia sería el segundo país de fuerte alcance, después de los Estados Unidos, en hacer tal movimiento.

El primer ministro Benjamin Netanyahu habló con Morrison el lunes, cuando Morrison confirmó que estaba considerando las medidas.

Morrison citó al ex embajador de Australia en Israel, el empresario Dave Sharma, como una gran influencia en el cambio de política, dijo el Herald.

“Estoy abierto a trasladarla ( la embajada) y quiero analizarlo junto a los colegas del Gabinete”, dijo Morrison al Telegraph. “Estoy diciendo que estoy abierto a considerarlo”.

A pesar del movimiento controvertido, Morrison pareció expresar su compromiso con una solución de dos estados para el conflicto israelí-palestino.

Morrison también le dijo a The Daily Telegraph que él también revisará la participación de Australia en el acuerdo nuclear de Irán y dijo que Australia votará el martes en contra de permitir que la Autoridad Palestina presida un grupo de las Naciones Unidas G77.

Trump revirtió abruptamente décadas de la política estadounidense en diciembre cuando reconoció a Jerusalén como la capital de Israel , generando indignación de los palestinos y el mundo árabe y preocupación entre los aliados occidentales de Washington. Tras el reconocimiento, la embajada de Estados Unidos se mudó de Tel Aviv a Jerusalén en mayo. Lo siguieron Guatemala y Paraguay, aunque esté último mantiene stand by la decisión.

Fuente: Haaretz

Sin comentarios

Deje una respuesta