Leonardo Jmelnitzky, el ex presidente de la AMIA que encabeza la lista del Bloque Unido Religioso (BUR) para las elecciones de la DAIA, dialogó en exclusiva con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 y contó su proyecto en caso de convertirse en presidente y la posibilidad de una lista de unidad con el Movimiento Conservador.

“La idea fundamental es adecuar un poco la DAIA a lo que son los tiempos modernos. (La DAIA) fue creada en un contexto muy especial. La situación ha cambiado, el antisemitismo ha tomado otras formas y la realidad es mucho más compleja. La DAIA se tiene que ir adecuando a eso y tener gente para administrarlo. Hay un modo de hacer política que está desactualizado y necesitamos gente que sea capaz de encarar los desafíos que se presentan ahora, a futuro con una actitud diferente. Se necesita un alto nivel intelectual para trabajar en los aspectos que necesita la DAIA. Un modo de financiación distinto a lo que tradicionalmente tenía la institución. Hay que ser capaz de pensar una DAIA distinta. Necesita tener un grupo de interlocutores permanentes y una comisión permanente notable, gente que sea capaz de aconsejar a la dirigencia a la hora de tomar decisiones. La realidad es que es muy compleja y es necesario armar un equipo de trabajo para tomar decisiones políticas en seguridad interior en lo que hace al antisemitismo, antisionismo, la relación con el gobierno nacional y organismos internacionales. La dirigencia tiene que tener comisiones de asesoramiento que puedan plantearle cuáles son las alternativas y los riesgos que se presentan”, explicó.

Sobre la lista que preside y que se va a presentar a las elecciones, dijo: “Soy miembro del BUR y ya he sido presidente de AMIA por el BUR. En el caso de DAIA es una situación distinta: la DAIA es una institución de segundo grado porque los socios son instituciones. Los partidos políticos están en una forma muy indirecta. No es una lista del BUR. Mi idea es hacer una lista de coalición con gente que quiera sumarse al proyecto que estoy planteando. La pregunta que las instituciones deben hacerse no es si es una lista es ortodoxa o no. La pregunta es si hay gente capaz o no y si hay proyectos interesantes o no en cada lista”.

Con respecto a la posibilidad de si puede haber una lista de unidad con el Movimiento Conservador, contó: “No lo descarto para nada. Tengamos en cuenta que cuando hablamos de Movimiento Conservador no hablamos de un solo grupo sino de varios factores en los cuales está dividido el Movimiento. De hecho tuve varias reuniones con distintos factores pertenecientes al Movimiento Conservador para definir un bloque común y en algunos casos las conversaciones habían avanzado mucho. Después volvieron atrás a formar otra cosa y luego volvieron a conversar con nosotros. Estamos conversando con todos. Sería muy necesario tener gente del Movimiento Conservador sobre este futuro gobierno de DAIA”

“Con sinceridad: en mi gestión en AMIA hubo factores políticos que le hicieron un gran daño, una serie de acciones legales para impedir que haya elecciones. Esa gente actuó de forma directa contra la comunidad judía. Privilegió los intereses políticos por sobre los intereses comunitarios. Con esa gente no me sentaría a armar un proyecto”, finalizó Jmelnitzky.

1 Comentario

  1. No estoy de acuerdo en la conducción de las instituciones judías a grupos religiosos.soy judío y considero que tanto amia como daia debe estar excento de influencia religiosa.el pueblo judío es solo uno

Deje una respuesta