Gabriel Eizikovits, integrante de la Peña “La Bombonera”, de Israel, habló en exclusiva con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 sobre cómo viven los hinchas de Boca Juniors desde allá la final de la Copa Libertadores que se viene contra River y cómo es vivir el día a día de su equipo viviendo en el Estado Judío.

Eizikovits contó cómo vivió desde Israel la semifinal ante Palmeiras: “Fue una noche increíble. El partido para nosotros empezó a las 3 de la mañana. Lo vivimos a full. Acá con la diferencia horaria muchas veces los partidos no nos ayudan pero con todo el fanatismo que tenemos por Boca lo seguimos las 24 horas. Donde juegue o la hora que sea no importa, nos levantamos y estamos todos juntos pendientes del resultado”.

Luego explicó de qué se trata la peña ‘La Bombonera’: “Existe desde el año 2000. Hace 18 años que estamos en pie y desde el 2003 somos peña oficial. Tenemos sede en la ciudad de Ashdod pero es una peña nacional. Todos los encuentros, teniendo en cuenta que Israel es un país chico, los hacemos en Tel Aviv. La pasión Xeneize que tiene la gente…la mayoría somos argentinos pero hay muchos israelíes. También hay de Perú, Venezuela, Colombia y la ex Yugoslavia. Tenemos la satisfacción de tener siempre llenos de gente los locales donde hacemos los encuentros”.

“Fuimos a la Argentina varias veces. Siempre que viaja alguien de acá va al club. Estamos en contacto directo con la Comisión Directiva, con Daniel Angelici. Estuve reunido con ellos en bastantes encuentros en Sevilla y Barcelona en el encuentro de peñas que se realizó en el Camp Nou. Le agradecemos al club Boca Juniors por el apoyo que nos dan con el Boca Kosher y con todas las actividades que se hacen allá a favor de la comunidad. Para nosotros es un gran honor y estamos trabajando a full con la gente que esta acá en Israel y en Argentina”, comentó.

Por otra parte, afirmó que “el nivel del fútbol de los israelíes de a poquito va mejorando, tanto a nivel Selección como a nivel clubes. Pero te puedo comentar que nosotros como peña estamos en contacto con clubes israelíes como Macabi Tel Aviv, les pasamos nuestras canciones y a ellos les gusta mucho el fútbol argentino, más que nada por (Lionel) Messi, que sabemos la estrella que es. La relación con ellos es cada día mejor y más fuerte”.

  • ¿Cómo se imaginan la final de la Copa Libertadores?
  • – “Gente de la peña va a ir para allá y estamos averiguando el tema de los pasajes. Estamos viendo si se puede hacer algún paquete y si se puede conseguir vuelo y entradas. Estamos en contacto con el club para ver si nos pueden ayudar. El estadio va estar a full y va a explotar. Los que nos quedamos vamos a ser entre 150 y 200 personas con todo el cotillón que tenemos acá, las banderas, los bombos. Sería una pequeña Bombonera. Vamos a hacer una fiesta única que ya estamos organizando”.

También manifestó lo que significa seguir a Boca desde Israel: “Yo lo vivo 24 horas. A pesar de la distancia, del cambio de horario, lo vivimos con nervios, tensión y con la misma pasión que en Argentina. Nací en Argentina, llegué a Israel en 1994 cuando tenía 16 años y es algo que me corre por la sangre desde chiquito y de toda la vida. Para mí la distancia no es un obstáculo”.

Uno de los temas del momento, en relación con la final, es la posibilidad de que cambiara de día, ya que está programado para que la ida y la vuelta se jueguen sábado a las 16. ¿Cómo se hace cuando Boca juega en Shabat en Israel? “Hacemos encuentros todos los días que juegue Boca. Hay gente religiosa que respeta el Shabat y no suele venir. Estamos ligados a la conexión y a los partidos en directo cuando lo pasan en Argentina. Tenemos un canal de televisión que pasan los partidos en vivo y, si se da un buen horario, nos juntamos y lo vemos porque acá, por ejemplo, la gente trabaja los domingos y hay gente que tiene mucha dificultad. Pero es una peña nacional y viene gente de todos lados. Los encuentros los hacemos en lugares céntricos donde se pueda llegar en tren y en colectivo para estar todos juntos y vivir esta pasión a la distancia”.

Para finalizar, Eizikovits dio su pálpito sobre la final: “Este año los resultados con River están yendo en contra pero en el historial, con la mística de la Copa Libertadores y con las ganas de venganza que hay, creo que esta vez la Copa va a ser nuestra. Es una obsesión”.

Sin comentarios

Deje una respuesta