El Director Ejecutivo de Macabi, Natalio Furmanski, habló en exclusiva con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 sobre el Pasaporte Shalom, que el club de San Miguel entregará gratis desde 1 de noviembre al 16 de diciembre para que puedan conocer la institución.

Furmanski explicó: “El pasaporte Shalom es una promoción que estamos haciendo para la familia que manda a sus hijos a la escuela escolar judía porque entendemos que es muy importante que las instituciones socio-deportivas sean un complemento de la educación formal, que todos los colegios transmiten a sus alumnos. Creemos que no hay solamente una forma de practicar u optar la cultura judía o educación judía. Creemos que tanto los templos como las instituciones socio-deportivas somos un complemento en todo, y entre todos podemos transmitir cultura, educación judía y las tradiciones. Entonces hicimos esta promoción y es muy interesante para que todas las familias puedan venir a conocer Macabi durante 45 días. Poder ir a la pileta, poder hacer deporte, poder estar en los grupos sociales. Macabi tradicionalmente es conocido por la actividad social de los chicos. El pasaporte Shalom es la puerta de entrada para que puedan estar entre el 1 de noviembre y el 16 de diciembre, que se abre la temporada de verano, y que puedan conocer la institución”.

A su vez, comentó: “Para nosotros es una gratificación poder hacer esta promoción. Queremos que las familias puedan vivenciar la institución, o sea, no solamente quiero que vean lo que hay sino que lo puedan vivir. Para eso tenés que participar de las actividades, ir a la pileta un fin de semana. La misión de la institución es tratar de que la familia pueda venir a Macabi. Cuantas más familias podamos construir en la comunidad mejor va a ser para todos. Jugar al tenis, ir a la pileta, ir a una actividad grupal, hacerte un asado, quedarte una noche en el dormi de San Miguel y no tengas que ir y volver. Por eso queremos ofrecérselos, para la familia que lo pueda experimentar. Aquel que quiera solicitar su pasaporte ‘Shalom Macabí’ puede comunicarse con socios@ohamacabi.org y le vamos a enviar un formulario donde la familia tiene que llenar sus datos”.

  • Si tuvieras que definirlo, ¿qué es Macabi?
  • “Es un tema que me encanta. Maquebes era uno de los instrumentos con los que los macabeos, ese grupo de los revolucionarios que quería conservar la identidad judía, pelearon contra con los griegos para helenizarnos. Los griegos no entendían qué le pasaba a este grupo de revolucionarios que no querían helenizarse. A diferencia de los romanos, los griegos no querían matarlos, querían que dejemos la continuidad del pueblo judío y querían que seamos parte del pueblo griego. Nosotros hoy seguimos respetando esa misión de los macabeos. En Macabi queremos seguir con la continuidad judía. Para eso las instituciones tienen que estar abiertas y para eso nuestra comunidad es solidaria, donde el que más tiene ayuda al que menos tiene. En el club tenemos muchos becados y lo decimos con orgullo. En Macabi no hay un presupuesto para aquella familia que necesita y quiere pertenecer. Macabi tiene un lugar. Entonces perfectamente se relaciona con los macabeos y justamente el espíritu macabeo que tanto se habla tiene que ver con eso, con la continuidad del pueblo judío, con la continuidad de las tradiciones, con la continuidad de ser una comunidad unida trabajando por el bienestar de todos”.

Luego, contó cómo está actualmente la institución: “Luchando y tratando de sostener el día a día. Hemos hechos muchísimos cambios, tratamos de adaptar nuestra institución y nuestros gastos a lo que es hoy la Argentina, pero te diría que con satisfacción puedo decir que la institución está bien. Estamos tratando de aggiornar de infraestructura fuertemente en una época que es difícil, renovando la pileta para que tenga otras atracciones, que la gente esté cómoda. La institución esta sostenida sobre lo voluntario de lo que siempre fue la fuerza y el espíritu de la institución, y por supuesto por los profesionales. Siempre decimos que en Macabi el profesional tiene espíritu voluntario y el voluntario trabaja como profesional. En esa cogestión que tenemos juntos evidentemente se hace la fuerza del espíritu macabeo”.

Además, Furmanski recordó a su padre Sami, ícono de la comunidad judía: “Siempre es un honor. Mi viejo y la familia Furmanski siempre fue una familia comunitaria. Siempre ha luchado en la comunidad no solo a nivel nacional sino a nivel mundial. Lo llevo con orgullo. Es como un legado que uno tiene, se pasa de generación en generación. Toda mi vida soy hijo de Sami. Fue mi papá y tenía mucho humor. Tenía esa relación con los chicos maravillosa. Voy a cualquier institución y me llamaban por ser ‘el hijo de Sami’, no por ser Nati en Macabi y eso es mejor orgullo que tener un hijo para con su padre”.

Para finalizar, repitió: “Este pasaporte es la posibilidad de acercarse a una institución que transmite y lleva en sus venas la tradición judía e identidad judía. Aquel que quiera formar a sus hijos en una institución judía, lo digo con orgullo, Macabi es su casa y es un referente en la comunidad judía”

Sin comentarios

Deje una respuesta