Susan Lamerton, agente inmobiliaria en New Port Richey, Estados Unidos, presentó a principios de esta semana una exposición con esqueletos con números de identificación en sus brazos, como sucedía en los Campos de Concentración, y el Maguén David en el pecho.

En la vergonzosa exposición, presuntamente realizada por Halloween, hay también un letrero que reza “Arbeit Macht Frei”, cuyo significado es “el trabajo libera” en alemán. Esta es la frase que ostentaban en la entrada de los Campos, como el de Auschwitz.

Lamerton contó al HuffPost que ella es judía y que su exposición no es en honor a Halloween, si no una protesta política contra su organización de propietarios locales.

La agente inmobiliaria afirmó que continuará exhibiendo la exposición mientras piense que es lo correcto, aprovechando su derecho a la primera enmienda de la constitución para la libertad de expresión.

 

Vía CFCA

Sin comentarios

Deje una respuesta