El Papa Francisco lamentó los ataques antisemitas y difundió un mensaje para prohibir el antisemitismo durante una audiencia con emisarios judíos.

El Papa recibió este lunes por primera vez a los delegados del Congreso Mundial de Judíos de la Montaña en El Vaticano.

Dos semanas después del ataque a una sinagoga de Pittsburgh que mató a 11 devotos, Francisco dijo en una declaración a la delegación: “Lamentablemente, las actitudes antisemitas también están presentes en nuestros tiempos”, durante su reunión con los emisarios de los judíos de la montaña, descendientes de judíos que abandonaron la antigua Persia y se establecieron en el Cáucaso.

“Un cristiano no puede ser un antisemita; compartimos las mismas raíces. Sería una contradicción de la fe y la vida. Más bien, estamos llamados a comprometernos a garantizar que el antisemitismo esté prohibido en la comunidad humana”, dijo.

El día después del ataque de Pittsburgh, el jefe de la Iglesia Católica dijo en sus oraciones semanales que “todos estamos heridos por este acto inhumano de violencia”.

El Papa de origen argentino, que antes se llamaba Jorge Bergoglio y que fue el arzobispo de Buenos Aires, estuvo cerca de las víctimas del ataque terrorista contra un objetivo judío en su ciudad natal.

Francisco también les dijo a los judíos de la montaña: “Siempre he buscado enfatizar la importancia de la amistad entre judíos y católicos. Se basa en una fraternidad basada en la historia de la salvación y encuentra una expresión concreta de preocupación por los demás. Junto con ustedes, quisiera agradecer al Dador de cada regalo por la bendición de nuestra amistad, lo cual es una razón y un impulso para el diálogo mutuo”. Cerró sus comentarios con un “¡Shalom aleichem!”.

Fuente: Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta