Khashayar “Shay” A Khatiri no le gusta tomar demasiado crédito por el dinero que recaudó para la sinagoga de Pittsburgh, donde tuvo lugar un tiroteo el mes pasado.

“No es mi recaudación de fondos“, dijo Khatiri, de 29 años, en una entrevista telefónica con JTA el jueves. “Es la recaudación de fondos que yo inicié, pero pertenece a todos los que donaron“.

Nativo de Irán y residente en Washington, DC, ha aparecido en los titulares de todo el país por ayudar a recaudar más de $ 1 millón tras el tiroteo, en el que un hombre armado mató a 11 personas en la Congregación Árbol de la Vida. Tal como informó este medio el 20 de octubre cuando entonces la recaudación ascendía a $ 700.000.

Khatiri, que no es judío, dice que fue movido a la acción poco después de enterarse del tiroteo. El estudiante graduado se encontraba en el apartamento de una amiga judía la mañana del ataque mortal.

“Me desperté, y ella me dio la noticia y fue muy molesto“, recordó Khatiri, quien está buscando asilo político en los Estados Unidos debido a su activismo político contra el gobierno iraní.

Khatiri, quien estudia en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins, inicialmente le dijo a su amiga que quería donar directamente a la sinagoga.

“Le dije que iba a dar un poco de dinero, una pequeña cantidad, a la congregación, pero luego pensé hacerlo tal vez con la esperanza de que se vuelva viral y tenga un gran impacto“, dijo.

Hizo una página a través del sitio web de GoFundMe y las donaciones comenzaron a llegar rápidamente. Khatiri había usado el sitio dos veces para recaudar pequeñas cantidades de dinero para cubrir los gastos de la vida mientras realizaba una pasantía, pero tenía poca experiencia con la recaudación de fondos a gran escala.

“Nunca pensé que alcanzaría un millón de dólares“, dijo. “Definitivamente fue muy sorprendente, y es sorprendente que la gente todavía siga dando dinero“.

La tarde del viernes, el total recaudado superó los $ 1.1 millones.

Khatiri no es el único que está recaudando dinero tras el tiroteo. Una campaña de organizaciones musulmanas ha recaudado más de $ 200,000 y la Federación Judía del Gran Pittsburgh inició un fondo para las víctimas.

El dinero recaudado por Khatiri se entrega directamente a la sinagoga del Árbol de la Vida a través de GoFundMe. Él dice que no ha tenido mucho contacto con la sinagoga, aparte de una breve llamada telefónica con su presidente.

Khatiri dice que se sintió motivado a recaudar fondos para la sinagoga debido a sus experiencias con amigos y mentores judíos, quienes lo han ayudado en sus dificultades financieras.

“Siempre he estado en el extremo receptor de la amabilidad y generosidad judías, y me siento en deuda con los judíos“, dijo.

El hecho de que el tirador apuntara específicamente a una sinagoga lo golpeó duro.

“No fue solo un loco al azar disparando a una multitud al azar“, dijo Khatiri. “Estaba dirigido a los judíos, que históricamente son las personas más perseguidas del mundo, y eso lo hizo mucho más horrible“.

Al crecer en la ciudad iraní de Gorgan, en el norte de Irán, Khatiri, que creció en una familia atea pero que ahora se identifica como deísta, tuvo poca interacción con los judíos.

Pero eso cambió cuando dejó su país de origen. En 2011, Khatiri se mudó a Hungría, donde se unió a los israelíes que viven allí. Tres años después, se mudó a los Estados Unidos para obtener un título universitario en la Universidad Estatal de Arizona. Tanto durante sus días de universidad como después en la escuela de posgrado, muchos de sus amigos y mentores eran judíos, dice.

Incluso antes de encontrarse con judíos, Khatiri admiraba a Israel.

“Siempre me ha gustado Israel como la única democracia liberal en el Medio Oriente, que es muy impresionante“, dijo. “Lo admiro como una democracia, que es algo que me fue negado durante la mayor parte de mi vida en Irán“.

Mientras estuvo en el estado de Arizona, se desempeñó como coordinador legislativo del campus para el Comité de Asuntos Públicos de Israel en Estados Unidos.

Khatiri participó en las protestas del Movimiento Verde de Irán en 2009, y firmó una carta abierta en 2016 al presidente Donald Trump, instándole a imponer sanciones a Irán. Él dice que esta última acción lo puso en una lista negra por parte del gobierno de Irán.

Espera quedarse y trabajar en los Estados Unidos después de terminar sus estudios de posgrado.

“Quiero servir a este país que me ha brindado todas las oportunidades para ser feliz“, dijo. “De cualquier manera que pueda servirlo, lo haré, ya sea dentro o fuera del gobierno“.

Khatiri dice que está feliz de ver que tantas personas se unen para ayudar a la sinagoga Árbol de la Vida.

“Fue agradable ver que a la gente realmente le importaba y quería ayudar a los sobrevivientes“, dijo.

Times OF Israel /Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta