Gabriel Chocron, el director ejecutivo de Semanario Aurora, habló en exclusiva desde Israel con Vis á Vis por Radio El Mundo – AM 1070 sobre la crisis que está atravesando el gobierno israelí luego de la renuncia del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, y el pedido de adelantar las elecciones por parte de su gabinete.

Chocron afirmó: “Aquí las últimas 24 horas han sido bastante movidas en la política de Israel. Se habla cada vez más de que van a adelantarse las elecciones. El golpe que da Lieberman sobre la mesa con su renuncia por no estar de acuerdo con las acciones del gobierno esta última semana es realmente un golpe de efecto muy importante, donde de alguna forma busca pasar a Netanyahu por la derecha. Aquí en Israel quieren tratar de mostrar una posición más fuerte y de derecha que tiene el primer ministro para conseguir más votantes para unas futuras elecciones”.

– ¿El ciudadano israelí apoya la posición de Lieberman?

“Es interesante ya que el ciudadano, en especial el del sur, está harto de la situación que se ha vivido durante los últimos 12 años con el grupo terrorista Hamás en la Franja de Gaza. Ellos sienten que el gobierno Israelí alarga la situación y no consigue una solución real al problema. Cuando Lieberman hace las declaraciones en contra de la posición del gobierno, en ningún momento menciona a Netanyahu. O sea, el ataque nunca es personal contra Netanyahu sino contra la posición del gobierno en general, y esto es hasta incluso la intención de Lieberman si hay nuevamente futuro gobierno: que otra vez Netanyahu pueda ser líder. La mejor decisión que puede tomar el gobierno es convocar unas nuevas elecciones, donde al parecer el cambio no va a ser de derecha a izquierda. O sea, el gobierno se va a mantener de derecha según cómo están las encuestas, y reforzar con una coalición un poco más amplia”.

Ante la posibilidad de que hubiera un ‘efecto dominó’ y otros funcionarios siguieran los pasos del ex ministro de Defensa, dijo: “Bennett ahora no quiere quedar como el ministro que queda en el gobierno. Bennett se mostraba como un ministro de derecha, a veces incluso más de derecha que el propio Lieberman, y lo que están intentando hacer con este movimiento y exigir que le den la cartera de Defensa justamente es reforzar es. Aquí ahora están con este efecto dominó, están buscando lo mejor para su partido, lo mejor para las próximas elecciones y entendieron al parecer que es cuestión de días que el gobierno decida cuándo serán las próximas elecciones. Ya se ha comenzado a hablar de una fecha para las elecciones en marzo de 2019. Están tratando de buscar lo mejor para las próximas elecciones antes de pesaj pero después del Congreso de los Judíos en Estados Unidos, donde es un lugar que siempre Netanyahu habla y refuerza su imagen hacia el público israelí y el público judío mundial. La especulación es total”.

“El partido de Netanyahu salió diciendo ayer que hay cosas que no se pueden decir en la prensa y que son razones por las cuales tuvieron que tomar la decisión de afectar el cese al fuego, como insinuando que había una amenaza real por parte de Hamás que el Gobierno de Israel no quería arriesgarse. De todas formas, el hecho de que los altos cargos militares del ejército de Israel hayan dicho que lo mejor para hacer era aceptar el cese al fuego, algo influyó mucho a Netanyahu que no quería ir en contra de la opinión de los altos cargos militares, sino que quería seguir su línea. De hecho, según dice el Likud, aquí hay una guerra de versiones, todos los ministros del gabinete vinieron a aceptar esta posición después de que se anunció el cese, intentó buscar el mecanismo político y decir que no habían aceptado esos acuerdos”, expresó el director ejecutivo de Aurora.

Luego, agregó: “Por ahora ni de la izquierda ni de la derecha ha surgido una verdadera alternativa al primer ministro Netanyahu. Cuando se hace cualquier encuesta como en los últimos años, Netanyahu queda como el preferible para primer ministro por su amplia imágen. Sin un cambio real o una unión de todos los partidos de izquierda o una unión de los partidos de derecha sin él, es una única opción donde se ve que podría perder el gobierno. Por cómo se ven las cosas, Netanyahu no tendría tampoco tanto miedo de convocar a las elecciones porque por la situación actual parece que tiene asegurado también el próximo gobierno. Esto alimenta mucho la posibilidad de que se convoque a elecciones en los próximos días”.

Sin comentarios

Deje una respuesta