En un comunicado la Secretaría de Culto de la Nación dijo que las detenciones no se corresponden con ningun hecho religioso, ni puede ser interpretada como persecución a una comunidad en función de sus creencias.

Los arrestos se concretaron el miércoles a raíz de una investigación luego de una denuncia realizada por la Delegación de Asociaciones Israelita Argentina (DAIA), y en su casa se hallaron armas, que según los detenidos fueron heredadas de sus abuelos.

El abogado defensor, Ismael Jalil, dijo que denunciará al Estado Argentino por su persecución a la Comunidad Islámica, por su forma de pensar, origen y religión.  Además agregó, que para impulsar los arrestos de Axel y Kevin Salomón,  cuestionaron las visitas al Libano. Los dos dijeron que fueron a visitar familiares.

El Secretario de Culto de la Nación, Alfredo Abriani, dijo que todo el procedimiento es un hecho judicial pidió dejar de lado las especulaciones superando los sentimientos de desconfianza y contribuyendo a dar tranquilidad a los integrantes de la comunidad islámica

Sin comentarios

Deje una respuesta