Una familia judía reconoce como propio el Chagall desconocido hallado en Múnich

Una familia judía reconoció como propio el cuadro «Escena alegórica», un Chagall no catalogado hasta el momento, que fue hallado en el piso del anciano Cornelius Gurlitt en Múnich, donde la policía alemana descubrió un tesoro artístico de más de 1.400 obras, informó hoy el diario «Bild».

Según explica el rotativo, el cuadro, realizado por el pintor franco-ruso Marc Chagall, forma parte de las obras que le fueron robadas a la familia judía Blumenstein en 1941, cuando la Gestapo confiscó su casa en Riga (Letonia) y las obras de arte que había en ella.

Así consta en documentos registrados en la Oficina para la Reparación de las Víctimas, que se encuentran ahora en el Archivo estatal de Berlín.

Savely Blumstein, que logró huir del régimen nazi y refugiarse en Estados Unidos, presentó en 1957 una petición de indemnización tanto por ese Chagall como por otras obras de arte pertenecientes a su familia que habían sido confiscadas.

En 1981 recibió una compensación del Gobierno federal alemán de 25.000 euros, aunque, según el «Bild», los expertos estiman que en la actualidad el precio del Chagall podría llegar al millón de euros (1,37 millones de dólares).

El rotativo informó del hallazgo del cuadro a los hijos de Savely Blumstein, que falleció en 2009 y que hablaba a menudo a sus descendientes tanto de ese lienzo como de otras obras de arte que le habían robado los nazis.

Hildebrand Gurlitt, el padre de Cornelius Gurlitt, aseguraba que el Chagall se lo habían regalado en 1943.

Las autoridades alemanes, que guardaron en secreto durante más de un año el tesoro hallado en el piso de Cornelius Gurlitt mientras investigaban su procedencia, analiza la posibilidad de que 970 obras de las más de 1.400 encontradas sean piezas robadas por los nazis o confiscado en museos y galerías al ser considerado «arte degenerado».

Temen en concreto que 590 sean cuadros robados, por lo que han decidido presentarlos en Internet (www.lostart.de) con la esperanza de recabar información sobre sus posibles propietarios.

La «Escena alegórica» de Chagall está incluido en ese grupo, por lo que ahora los Blumstein podrán reclamar su restitución a la fiscalía de Augsburgo, encargada del caso.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here