Un pecado mortal….. La homosexualidad, Por Prof Nora Avruj

La »Blutschande» (profanación de la sangre) y la »Rasenschande» (profanación de la raza), constituían para Hitler un pecado, en 1924  los denomina »Pecado Original». En su libro» Mein Kampf», condena abiertamente el daño que produce el cruce de razas con las siguientes palabras:

-»Las leyes de la naturaleza , dicen que cada animal se aparece sólo con un miembro de la misma especie….el ratón con el ratón (hembra) y el lobo con la loba, etc.».

  Demás está decir que en este caso específico de contaminación se refería a las relaciones o emparejamiento entre arios y judíos.

  Sin embargo existía otro tipo de emparejamiento que Hitler consideraba bochornoso y depravado, nos estamos refiriendo específicamente a los »homosexuales», quienes también eran considerados »corruptores de la sangre».

 La homosexualidad fue declarada un delito de degenaración contrario al »sentimiento popular saludable» del pueblo alemán y por la misma razón contrario a las leyes establecidas por la naturaleza.

 Los homosexuales no tardaron en ser blanco de las persecuciones nazis, entre los años 1933 y 1944, enviaron a los campos de concentración a decenas de miles de personas acusadas de homosexualidad. En los campos la humillación, la tortura, la esclavitud estaban a la orden del día, así como también estos hombres y mujeres fueron condenados a los más crueles experimentos médicos  (castración, experimentos con hormonas, palizas sádicas) y luego asesinados. Mandarlos a los campos formaba parte de un plan de »reeducación», obligándolos a identificarse con un parche triangular de color »rosa». Alrededor de 15.000 almas perecieron en los campos. Para identificarlos la Gestapo elaboró listas de individuos conocidos y alentó a todos los ciudadanos del Reich a informar sobre comportamientos »pervertidos». Los detenidos eran obligados a delatar  a otros, también extrajeron nombres de las agendas personales e irrumpieron en bares y clubes gays, confiscando también los listados de aquellos que estaban   abonados a revistas.

 La persecución más feroz se llevó a cabo entre los años 1936 y 1939.

 Enemigos políticos del régimen, como curas católicos , también fueron eliminados mediante la acusación de homosexualidad.

 Hoy podemos encontrar en en el Parque Meir de Tel Aviv un monumento en piedra rosa
en forma triangular , con inscripciones en hebreo, alemán e inglés que recuerda a los miles de homosexuales judíos y no judíos que fueron masacrados a manos de los nazis .

 Entre quienes se enfrentaron a ellos y lucharon en su contra podemos mencionar a Magnus Hirschfeld y Gad Beck.

 Nuestro homenaje y recuerdo se resume en este artículo así como también un llamado a la conciencia humana de un alto a la discriminación y al odio infundados.

Prof. Nora Avruj

Profesora en Ciencias Judaicas especializada en Historia.
Egresada de la Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto en Yad Vashem (Formador de Formadores en el estudio de la Shoá).
Técnica en Programación Neurolinguística
Docente del staff del Departamento de Cultura de AMIA.
Coordinadora de adultos mayores perteneciente a la Red de Tercera Edad de AMIA.
Docente del área de talleres Memoria, Literatura e Historia  perteneciente a la Subsecretaría de Tercera Edad del Gobierno de la Ciudad.

                                             

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here