Un tribunal alemán devuelve arte robado por los nazis a un anciano

Un tribunal alemán entregó un tesoro de arte valuado en 1.000 millones de dólares a un anciano que lo había escondido durante décadas en su piso antes que le fuera confiscado en una investigación fiscal. La decisión llega después que Cornelius Gurlitt, de 81 años, acordara cooperar con las autoridades alemanas para determinar si alguna de las 1.280 obras había sido robada o saqueada a sus dueños originales, muchos de ellos judíos, en la época nazi.

El padre de Gurlitt estaba bajo las órdenes de Adolf Hitler había comprado y vendido lo que llamaban «arte degenerado» para financiar las actividades nazis. La colección incluye obras maestras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Otto Dix y Ernst Ludwig Kirchner.

«Hemos encontrado nuevas pruebas en el curso de la investigación … que nos lleva a reevaluar la situación legal», dijo el fiscal del estado de Augsburgo en una declaración anunciando la decisión de entregar las obras de arte.

El abogado de Gurlitt, Tido Park, aplaudió la decisión: «Es un buen día para Cornelius Gurlitt», dijo.

Bajo el acuerdo alcanzado el lunes con las autoridades alemanas, Gurlitt aceptó permitir que un grupo de expertos en arte continúe las investigaciones sobre las obras cuyo origen sigue siendo dudoso. Él podría quedarse con cualquier obra que no haya sido examinada por ellos en un año.

El Gobierno alemán ha recibido muchas críticas – especialmente de las familias cuyos miembros sufrieron robos de los nazis – por mantenerse en silencio casi dos años sobre el tesoro de arte.

Gurlitt había presentado una queja formal ante el tribunal de Augsburgo en febrero, poniendo en duda la orden de registro y la orden de incautación que los fiscales emitieron en 2011 en base a la sospecha de una evasión de impuestos. (Reuters)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here