Macri viaja a Israel invitado por el Congreso Judío Mundial

Visitará Tel Aviv y Jerusalén en junio. Lo hará ya como candidato a presidente para 2015. Se considera aliado de los israelíes.

Desde que anunció que competirá para presidente tras los comicios legislativos de octubre pasado en los que el PRO obtuvo una nueva victoria en Buenos Aires, Mauricio Macri también se mueve como candidato por el mundo. Con esa ropa emprenderá su viaje a Israel el próximo 17 de junio.

Macri viajará a Tel Aviv y Jerusalén por invitación del Congreso Judío Mundial, y participará de una conferencia internacional de alcaldes. Los participantes, por cierto, se reunirán con el presidente Shimon Peres, con el jefe del gobierno Benjamín Netanyahu y con el canciller israelí Avigdor Lieberman. No es la primera vez que el líder del PRO viaja a Israel. Pero sí como virtual candidato a presidente. Pero además lo hará como un aliado de los israelíes. Su partido se opuso al memorándum de entendimiento por la causa AMIA, firmado por el gobierno nacional con Irán. Ello produjo una fuerte tensión y un distanciamiento de la administración de Cristina Kirchner con la dirigencia judía. Los israelíes por cierto vieron con satisfacción los febriles debates de los legisladores del PRO –y del radicalismo– en Diputados y el Senado, contra el proyecto de ley del memorandum que al final aprobó el kirchnerismo.

Con esa impronta es que estará participando hasta el 18 de junio en la 29 conferencia de alcaldes, que este año, bajo el título La Ciudad del Futuro Hoy, estará dedicada a la tecnología, la innovación y el futuro. Viajará con un reducido grupo. Con su esposa, Juliana Awada, con el subsecretario de Relaciones Internacionales, Fulvio Pompeo, y con miemros de la dirigencia judía argentina.

El esquema de su viaje al mismo tiempo no será muy diferente a esa diplomacia que ha montado Macri alrededor de Buenos Aries y otras ciudades del mundo, bajo la figura del “hermanamiento”.

En marzo, viajó a Nueva York a una cena homenaje a la ex secretaria de Estado de Barack Obama, Hillary Clinton en la que estuvo con el ex presidente Bill Clinton, donde precisamente el número uno del Congreso Judío Mundial, Jack Rosen, lo invitó a este viaje a Israel. En Nueva York Macri se reunió con inversores, analistas de Wall Street y otras figuras políticas, en las que habló ya como dirigente nacional reclamando que Argentina “vuelva al mundo y construya relaciones para crecer y atraer inversiones que generen empleo y que nos ayuden a combatir la pobreza y la exclusión social”.

Desde su liderazgo en la ciudad, Macri ha buscado siempre encuentros presidenciales. En el último tiempo ha estado con Juan Manuel Santos, de Colombia, con el peruano Ollanta Humala, y el 12 de mayo entró junto a Michelle Bachelet a la embajada chilena en este país en el marco de la visita de Estado que la mandataria vecina hizo al país. Ahora, el Gobierno negocia contra reloj con el Gobierno para que la Cancillería “le devuelva” a Buenos Aires una práctica que le habían quitado: la entrega de llaves de la ciudad a líderes y personalidades. Macri podría volver a entregarla, por primera vez ahora al presidente chino Xi Jinping que estará en el país el 19 de julio.

Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here