Los nuevos fiscales de la UFI-AMIA se reunirán con los familiares de víctimas del atentado

El grupo de fiscales que quedó al frente de la unidad que dirigía Alberto Nisman –integrado por Juan Murray, Sabrina Namer, Roberto Salum y Patricio Sabadini– anunció hoy su primera medida pública en un comunicado: en los próximos días convocará a las querellas que representan a las víctimas del atentado para tener un «primer acercamiento».

En un comunicado, los fiscales precisaron que quieren «escuchar sus inquietudes y analizar conjuntamente el estado en que se encuentra la causa principal y causas conexas».

Antes de designar a esos funcionarios, la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, se había reunido con familiares de las víctimas, así como con los titulares de las entidades representativas de la comunidad judía, para conocer sus puntos de vista.

En la nota, los fiscales informaron además que la UFI «prestó colaboración» con el fiscal Gerardo Pollicita y brindaron «recursos humanos para asistirlo» en la causa por el presunto delito de encubrimiento del ataque, a partir de la denuncia de Nisman contra la presidente Cristina Kirchner y otros dirigentes oficialistas.

Por último, en el comunicado, los nuevos integrantes de la UFI dijeron que solicitaron a la procuradora Gils Carbó que incluya a la «gran mayoría del personal contratado» en la unidad a cargos de planta.

«Lo expuesto es sin perjuicio de también haber considerado la innecesariedad de continuar con aquellos contratos respecto de aquellas personas sobre las que no se pudo verificar el tipo ni condición de servicios prestados», apuntó.

La situación laboral y la cantidad de empleados en la unidad especial quedaron en entredicho cuando trascendió públicamente que Diego Lagomarsino, el técnico informático contratado por Nisman, cobraba 41 mil pesos mensuales y no estaba obligado a asistir a trabajar la sede ubicada en Avenida de Mayo.

Al asumir en sus cargos, los fiscales comunicaron que se tomarían 30 días para analizar todos los elementos con los que cuentan antes de presentar un plan de trabajo a Gils Carbó. Admitieron entonces que evaluarán la posibilidad de dividirse las tareas. Los dos temas principales sobre los que trabajarán serán la investigación del atentado contra la mutual israelita y la causa por el encubrimiento que ya fue elevada a juicio oral.

Fuente: Infobae.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here