Delegaciones de cincuenta países, entre los que se encuentra Argentina, analizan en Jerusalén el antisemitismo

Delegaciones de medio centenar de países se reúnen a partir de hoy en Jerusalén para analizar la situación del antisemitismo en el mundo, después de un repunte este último año.

El V Foro Global de Lucha contra el Antisemitismo, convocado por el Ministerio de Exteriores y el Ministerio para Asuntos de la Diáspora, será inaugurado por el primer ministro, Biniamín Netanyahu, en un intento por encontrar soluciones a este problema.

Los temas centrales este año son la lucha contra el antisemitismo y el discurso de odio en Internet y las redes sociales, y el aumento de antisemitismo en las ciudades europeas.

«Reúne a todo tipo de intelectuales, historiadores, dirigentes políticos y comunitarios para analizar cómo minimizar su impacto y elevar la concienciación a través de políticas educativas y gubernamentales», dijo el diplomático Daniel Sabán.

En el Foro participan, entre otros, la intendenta de París, Anne Hidalgo, e imanes de Gran Bretaña y Francia, y se abordarán durante tres días las raíces que lo originan y las nuevas vías de propagación.

Por número, los británicos son la fuerza dominante en el foro, pero han llegado delegaciones de 51 países, muchas

de América Latina.
En círculos judíos preocupa también el nivel de violencia que ha adquirido el antisemitismo islamista, que ha perpetrado en los últimos años sangrientos ataques contra una escuela en Toulouse, el museo judío de Bruselas o una tienda de alimentos «kosher» en París, entre muchos otros.

Según Sabán, este antisemitismo se alimenta de todo tipo de fenómenos, entre ellos «los negacionistas del Holocausto y los que critican desmesuradamente y hasta el odio al Estado de Israel», una crítica que «esconde sentimientos mucho más profundos y tiene otras raíces».

Una de las sesiones analizará la fina línea que separa la crítica legítima al Estado de Israel y el antisemitismo.

«Es muy difícil de definir pero estos foros ayudan a hacerlo y ofrecen herramientas para distinguir de dónde viene realmente la crítica y cuál es legítima», declara el diplomático, para quien en muchos casos la demonización que se hace del sionismo y de Israel esconde raíces antisemitas muy arraigadas.

El congreso, que contará con la participación de cerca de mil expertos, estudiará también la negación del Holocausto setenta años después de la Segunda Guerra Mundial.

Fuente: Aurora.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here