Muere el Schindler británico plácidamente a los 106 años

Nicholas Winton, quien rescatara a 669 niños durante el Holocausto y fuera apodado el “Schindler británico” (por el rescatador del Holocausto el alemán Oskar Schindler), ha muerto a la edad de 106 años.

Según su yerno Stephen Watson, Winton murió pacíficamente mientras dormía en el Hospital Wexham en el Reino Unido, según informó la BBC. Su muerte coincidió con el aniversario de la salida de un tren que llevaba al grupo más grande de niños que rescató, 241, de Checoslovaquia. Durante el Holocausto, tales misiones de rescate por tren eran parte de un sistema que fue conocido como el “Kindertransport”.

Durante nueve meses desde diciembre de 1938, Winton trabajó en Praga, Checoslovaquia, para salvar a cientos de niños, principalmente de familias judías, de casi una muerte segura. Winton utilizó una nueva ley británica que permitía a los niños menores de 17 años obtener el estatuto de refugiado si hacían un depósito para su eventual retorno. Su historia estuvo oculta para al público durante casi 50 años. A día de hoy, más de 370 de los niños que salvó no han sido localizados.

Pero en el momento de su muerte, Winton había obtenido fama internacional por sus esfuerzos durante la Segunda Guerra Mundial, recibiendo el título de caballero de la reina Isabel II en 2003.

“Me llamé a mi mismo Secretario Honorario de la Sección Infantil del Comité Británico para los Refugiados de Checoslovaquia”, dijo Winton al Washington Post en 1989.

“El resto de la gente sólo me llamaba maldito incordio”, agregó, en referencia a las burocracias gubernamentales y otras entidades.

Fuente: JNS.org