Samuel Cabanchik en la OSA: «El memorándum no puede ser la causa central de la comunidad judía»

La Organización Sionista Argentina a través del Centro de Estudios Contemporáneos realizó una actividad de capacitación interna en la que pudo estar la prensa comunitaria con el Dr. Samuel Cabanchik, senador nacional desde el período del 2007-2013, en donde hizo una presentación, que va a traer mucha polémica por sus declaraciones, habló sobre el escenario nacional y las repercusiones que puede llegar a tener en la vida comunitaria.

Cabanchik, al haberse recibido en doctor en filosofía realiza una presentación basada en tres épocas para situar el tiempo a nivel nacional y analizarlo en las implicancias que puede llegar a tener en la comunidad. Los tiempos utilizados fueron los  90, 2000 y la actualidad. En la primer época destacó los atentados terroristas contra la Embajada de Israel y contra la mutual judía, pero se centró más en el ataque a la AMIA y señaló: «El atentado es un pasado y un presente. En 1994 todos los argentinos estaban pidiendo que se esclarezca y se haga justicia. Hoy a 21 años del ataque ya no son los argentinos, sólo unos pocos judíos pedimos justicia. Algo debe haberse hecho mal». Luego continuó con un pequeño análisis sobre las declaraciones de Mario Averbuch acerca del ataque que le hizo a Burstein y se preguntó: «¿Nos ha ido bien con la cercanía del poder?, y se contestó inmediatamente: «No tanto como se pudo haber fantasiado». En un momento se refirió a los dirigentes comunitarios: «Hay un profunda división en la comunidad judía Argentina (…) No existe la auto-crítica de los dirigentes comunitarios», y siguiendo con la misma línea se refirió a una conversación que tuvo con un Gran Rabino, que ya falleció y que por eso dijo que se iba a reservar el nombre, que un día se refirió a Rubén Beraja como «el Mesías».

Otro de los momentos fuertes de su exposición se dio cuando habló sobre el memorándum de entendimiento firmado con la República Islámica de Irán, y que fue aprobado por el Congreso Nacional, el ex senador comentó que en ese momento él se encontraba en funciones y señaló que su voto estaba condicionado si se aprobaba incluir un artículo en el que pedía que la jurisdicción para que el juez le tome declaración a los cinco iraníes imputados en territorio argentino, como no se incluyó, Cabanchik decidió votar en forma negativa, aunque al parecer el bloque oficialista dijo que estudió la propuesta del senador. Además subrayó: «El memorándum no puede ser la causa central de la comunidad judía».

Luego se explayó en la falta de peso que tiene la comunidad judía en la opinión pública, y que en los momentos que salta a ella es por algo negativo, y sobre este tema enfatizó: «Existe un proceso de deslegitimación en la presencia de lo judío en el mundo (…) Falta una mayor construcción de peso de la opinión pública comunitaria dentro de la opinión pública nacional. Y continuando con está línea discursiva habló sobre la aparición de Jorge Elbaum y la nueva organización que propusieron de «judíos de origen argentino señaló: «Elbaum no es un judío renegado. Es ese judío que le dice sí a todo menos a lo que representa lo judío (…) La aparición de esta nueva organización debe ser un debate tomado desde el lugar de la positividad por la dirigencia comunitaria, ya que al fin y al cabo, tiene un grado de legitimidad. Hay un debate legitimo sobre la representatividad de la DAIA (…) En Israel también pasan estas situaciones».

Por último le preguntaron si él consideraba antisemitas las declaraciones de la presidenta contra la comunidad judía y respondió: «Yo no le atribuiría ningún antisemitismo a la presidenta. Yo me preguntaría por qué ella diciendo lo que expresa no se deslegitimiza su opinión»