Acuerdo de alto el fuego entre Hezbollah y los rebeldes sirios

El acuerdo entre el grupo terrorista libanés y las fuerzas opositoras al régimen de Bashar Al Assad es por 48 horas. Los combates en Zabadani, que fuera bastión rebelde, llevan un mes.

El grupo terrorista Hezbollah acordó una tregua de 48 horas con los combatientes rebeldesque luchan en una ciudad siria cerca de la frontera y pueblos chiítas en el norte del país, según la televisora de la milicia libanesa y activistas.

El alto el fuego en Zabadani, cerca de la frontera con Líbano, y en las localidades norteñas de Foua y Kfarya entró en vigor este miércoles por la mañana, indicaron la cadena Al Manar y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Hezbollah y las tropas sirias llevan más de un mes luchando para completar la captura de Zabadani, que fuera un bastión rebelde.

Una coalición de grupos rebeldes que se autodenomina Yaysh Al Faté, o Ejército de Conquista, respondió atacando Foua y Kfarya, donde viven aldeanos en su mayoría chiítas. Muchos civiles se vieron atrapados allí por los combates.

Por otro lado, al menos una persona murió y 20 resultaron heridas este miércoles una intensa ofensiva de proyectiles contra la capital siria lanzada por fuerzas rebeldes, apenas unas horas antes de la llegada del ministro iraní de Exteriores Mohammed Javad Zarif, según un grupo activista y medios estatales.

Estaba previsto que Zarif llegara el miércoles por la tarde a Damasco. Los rebeldes lanzan proyectiles sobre Damasco desde hace tiempo, pero el bombardeo de este miércoles fue el más intenso en semanas y se prolongó unas dos horas durante la mañana.

Más de 50 proyectiles cayeron sobre la ciudad, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, afectando también a los acomodados barrios de Abu Rumané, Baramké y Qasa. En el ataque murió una mujer y al menos 20 personas resultaron heridas.

La televisión siria dio una cifra de bajas de cuatro muertos y 58 heridos, citando al Ministerio del Interior. La televisora atribuyó el ataque a terroristas, el término que emplean los medios estatales siempre se refiere a ellos como las fuerzas que combaten contra el dictador sirio, Bashar Al Assad.

Mientras tanto, en Beirut, el líder de Hezbollah, el jeque Hassan Nasrallah, se reunió con Zarif en un intento de encontrar una solución para la guerra civil siria, en la que han muerto más de 250.000 personas desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011.

En su reunión trataron los intentos «de encontrar soluciones en más de un país», indicó la televisora Al Manar, partidaria del grupo terrorista libanés.

Irán ha dicho que está preparando una propuesta de plan de paz con cuatro puntos para llevar ante Naciones Unidas. Según algunos medios, la hoja de ruta incluye un alto el fuego y un «gobierno de unidad nacional».

El régimen persa es uno de los aliados más fuertes de Al Assad y Hezbollah. Incluso ha enviado miles de combatientes a Siria para apoyar a las fuerzas del gobierno.

Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here