AMIA: el Gobierno ratificó ante Interpol su intención de mantener las alertas rojas

Gobierno ratificó ante Interpol que la intención de la presidenta Cristina Kirchner es mantener vigentes las circulares rojas con pedidos de detención de los ocho iraníes involucrados en el atentado contra la AMIA. Esa decisión, de todas maneras, dependerá «completamente» del juez Rodolfo Canicoba Corral que lleva adelante la investigación, según la versión oficial.

Fue en una reunión reservada y muy breve que anteayer mantuvo en su despacho el canciller Héctor Timerman con el secretario general de Interpol, Jürgen Stock. Allí, el Gobierno mencionó que confía en que las circulares rojas contra los iraníes sigan vigentes una vez que Cristina Kirchner deje el poder, el 10 de diciembre próximo. Pero Timerman fue enfático en que la decisión de mantener esas circulares dependerá del juez que investiga el caso.

«Hay un compromiso del Gobierno con la investigación de la AMIA y con mantener las circulares rojas de Interpol, pero eso dependerá del juez», dijo a LA NACION una fuente diplomática al tanto del encuentro de Timerman con Stock.

A la vez, el canciller argentino se comprometió a profundizar con Interpol los acuerdos de cooperación para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo a nivel mundial. También Timerman ratificó ante Stock que la Argentina mantendrá la cuota anual que aporta a la policía internacional en vistas de los ajustes financieros y los problemas presupuestarios que tiene Interpol para sostener la estructura mundial.

La Cancillería emitió anteayer un comunicado breve del encuentro de Timerman y Stock, en el que también participaron el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el vicecanciller Eduardo Zuain. El canciller no evitó dar detalles de la reunión.

Según se mencionó oficialmente, durante el encuentro se acordó incrementar la cooperación institucional y operativa «en todos los niveles». Al parecer, Stock agradeció el firme compromiso del gobierno de Cristina Kirchner en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo en todas sus formas.

Fuentes calificadas del Gobierno dijeron a LA NACION que Stock no hizo mención alguna a la muerte de Alberto Nisman ni a la denuncia de encubrimiento a Irán por parte del Gobierno que había hecho el fiscal de la causa AMIA.

La Cancillería informó que existe por parte de la Argentina «la firme decisión de promover, desde América latina, la profundización de los lazos con Interpol con miras a construir un mundo más seguro».

A la vez, Timerman y Stock coincidieron en reforzar los mecanismos institucionales del sistema, especialmente el de alertas rojas como un instrumento eficaz para llegar a la verdad. Y mencionaron como ejemplo los casos como el atentado a la sede de la AMIA.

En este sentido, una fuente del Gobierno destacó que el nuevo mecanismo que instrumentará Interpol con las alertas rojas contempla una mayor celeridad en los trámites de captura. Esta fue casi una autocrítica de Interpol en función del escándalo que se dio en 2011, cuando el ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, acusado por el atentado contra la AMIA, no fue detenido en una visita oficial que hizo a Bolivia pese a que tenía un pedido de captura. En aquel momento la Argentina se quejó por ese error. Pero al parecer, aquellos momentos de tensión quedaron en el olvido en función de la reciente reunión de Timerman y Stock.

Fuente: La Nación

Autor: Martín Dinatale

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí