Luciana Zylberberg: «Con la exposición Voces y Miradas queríamos transmitir un mensaje contemporáneo»

La exposición «Voces y Miradas» es un evento multidisciplinario que se está desarrollando en la Usina del Arte hasta el 20 de diciembre en dónde se exponen 40 dibujos que fueron hechos por los niños que se encontraban en el Gueto de Terezín (1943-1944) . El dramatismo, el horror, pero, al mismo tiempo, la ilusión de un mundo mejor trasladados a papeles que fueron recopilados por la artista plástica austriaca, Bauhaus Friedkl Dicker Brandejs, quien estuvo en ese gueto junto a su esposo. A través del arte estos niños/as que fueron separados a la fuerza de sus padres por el nazismo pudieron encontrar la forma de canalizar sus miedos, el horror que veían y anhelar un mundo mejor.

La promotora y la impulsora de esta exposición que está en Buenos Aires por primera vez es Luciana Zylberberg, Licenciada en Artes, quien a través de la Ley de Mecenazgo Cultural cumplió su anhelado sueño de presentar este material a la sociedad tras diez años. Cabe resaltar que lo que se exhibe en la Usina del Arte son dibujos facsímiles, los originales se encuentran bajo custodia y expuestos en el Museo Judío de Praga. La impulsora de la idea dialogó con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca de cómo conoció esta obra, contó cómo fue el camino que atravesó para llegar a este momento y cuál es la idea a futuro con está muestra.

¿Cuándo y cómo tomaste conocimiento de esta obra?

– Cuando viaje a Praga tenía 22 años, era muy joven y fue un viaje iniciático sobre todo a nivel emocional y desde la mirada. Yo ese año terminaba el primer año de la Licenciatura en Artes. Ese viaje fue una oportunidad de ver mucho de lo que había estudiado y, dentro de eso, una de las experiencias que más me marco y que menos esperaba fue la visita a la ciudad de Praga. La visita al Museo Judío de Praga fue un momento muy especial porque no estaba dentro de mis expectativas. Una de las cosas que tuve la oportunidad de ver fue los dibujos de los niños del Gueto de Terezín y que hoy se están exhibiendo en la Usina del Arte. Es un material que aún hoy me sigue resultado tan poderoso y determinante. Estos dibujos es importante que circulen y que la gente los vea.

– Previo al viaje ¿tenías conocimientos sobre la temática de la Shoá?

– Yo estaba muy empapada del tema porque siempre tuve interés en la temática de la Shoá, como también interés en la temática de la Dictadura. Yo no tengo familiares muy directos que hayan padecido el Holocausto, pero sí perseguidos. Mis abuelos llegaron de Polonia y Ucrania, pero antes de la guerra, sí vivieron la época de antisemitismo. Yo aunque no he tenido formación en escuelas judías en mi familia sí preservamos algunos rituales tradicionales del judaísmo, más que nada en las fiestas y tengo un apego muy especial por el judaísmo.

– ¿Cuándo comenzó este largo camino para traer está obra a la Argentina?

– Yo empecé a tener vínculo directo con la curadora del Museo Judío de Praga que se encargaba de esta muestra en el 2005. En esa época sólo se podían traer los originales que era, y es, muy difícil para la Argentina esa gestión por múltiples motivos. Hace tres años atrás volvimos a retomar el contacto con la curadora y me comentó que ya tenían armada una exposición como la nuestra en la Usina del Arte y que son facsímiles, pero que por la forma que se ha hecho el montaje todo el mundo piensa que son originales. Esta muestra es curada por el Museo Judío de Praga, eso quiere decir que ellos seleccionaron los dibujos que están armados en 8 capítulos con textos alusivos a cada tema.

Voces y miradas (h121586)m

– Pero también tienen cursos de arte para niños, ciclos de conversaciones con los sobrevivientes y un Ciclo de Cine….

– Como la muestra no son los originales pensamos qué más podíamos sumarle a está exposición y además trasmitir un mensaje contemporáneo. Que la gente no haga una lectura de este material como algo que ya pasó. En función de estas dos premisas armamos un ciclo de charlas con sobrevivientes en conjunto con Generaciones de la Shoá que se llevan a cabo los sábados a las 16 horas. Armamos un living hermoso en donde además de disfrutar un rico leicaj hacemos un ejercicio de memoria para rememorar las vivencias de los sobrevivientes y las historias de superación. También tenemos un Ciclo de Cine programado por Pablo De Vitta que se lleva a cabo al lado de la Usina y los domingos desarrollamos un encuentro de arte con chicos de 8 a 17 años que pintan guiados por cuatro referentes de las artes plásticas locales. La idea es que primero los jóvenes vean la muestra y luego pinten.

Actividades paralelas con horarios y días.

Este domingo en el Ciclo de Pintura para chicos estará el artista plástico Pedro Roth a partir de las 16 horas.

Ciclo de Cine: sábados 16 hs. Museo del Cine
Ciclo Conversando (Charlas con sobrevivientes): sábados 15 hs. – Sala Microcine
Ciclo de pintura para chicos y adolescentes (8 a 17 años. Inscrip. por mail a [email protected] cupos limitados): Sala Nave mayor
• Milo Lockett: sábado 21 de noviembre, 16 hs.
• Pedro Roth: domingo 29 de noviembre, 16 hs.
• Marcos López: domingo 6 de diciembre, 16 hs
• Rep: domingo 13 de diciembre, 16 hs

flyer-roth

 

– ¿Crees que está exposición se puede replicar en otras partes de la Argentina?

-La intención de está muestra es llevarlo a otras ciudades del país o de países vecinos. La idea final del proyecto es tratar de mostrar estos dibujos de los jóvenes en Praga.

flyer-rep

– ¿Qué aprendiste en este largo camino?

– En primer lugar, aprendí que un proyecto como este convoca, más allá de las responsabilidades de cada uno, todos han aportado muchísimo y recibí mucha ayuda de Verónica Sabán y Gonzalo Guevara. Eso es un compromiso desde el amor y la pasión que me emocionan muchísimo. La muestra tiene muchos destalles que pensé que el público lo iba a pasar por alto. Por ejemplo: tenemos una guía pedagógica para que los padres con chicos pequeños puedan ver la muestra haciendo una introducción a la temática acorde a la edad. Diseñamos una audio-guía para que cada uno pueda recorrer sólo la muestra. Viene bien recordar que hay un montón de gente ayudando al prójimo y no es necesariamente un policía, un médico, que son héroes cotidianos. El nazismo fue el pináculo del odio y del horror, pero muchas de esas cosas se siguen reproduciendo hoy en día. Me parece que es un buen ejercicio de memoria. Es bueno recordar que hay gente valiosa, no sólo odio alrededor y que tienen mucho amor para dar.

vocesymiradas20

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here