Se agranda la brecha entre los países árabes: Bahréin también rompió con Irán

El gobierno de Bahréin rompió el lunes las relaciones con Irán y dio 48 horas de plazo para que los diplomáticos iraníes abandonen el país, después de que Arabia Saudita tomara el domingo la misma medida, informó la agencia oficial bahreiní de noticias, BNA. La decisión fue anunciada por el ministro de Asuntos de Medios, Isa al-Hamadi.

Bahréin, un pequeño reino insular que mantiene estrechas relaciones con Arabia Saudita, ordenó a todos los diplomáticos iraníes que dejen el reino «en 48 horas». La crisis diplomática fue provocada por la ejecución de un dignatario chiíta en Arabia Saudita y el incendio de dos sedes diplomáticas sauditas en Irán.

El anuncio del Gobierno de Bahréin se produce en el marco de la tensión en el Golfo Pérsico por la ejecución del clérigo opositor chiíta Nimr Baqir al Nimr en Arabia Saudita el pasado sábado.

Bahréin, donde está la sede de la Vª Flota de Estados Unidos, suele acusar a Teherán de estar detrás de la ya antigua insurgencia latente en el país desde que comenzaron las protestas de la mayoría chiíta contra los gobernantes sunitas en 2011.

La mayoría de la población de Baréin es de confesión chiita. En 2011, en el marco de la Primavera Árabe, los chiitas se manifestaron masivamente para exigir reformas políticas y una mayor representatividad de su comunidad.

El poder sunita de Baréin practica una política de firmeza frente a los opositores chiítas, a los que acusa de estar vinculados a Irán, pero niega cualquier discriminación.

Centenares de manifestantes y las fuerzas de seguridad protagonizaron el domingo violentos enfrentamientos en varias zonas de Bahréin, en el segundo día de protestas y tensiones por la ejecución por las autoridades de Arabia Saudita del clérigo opositor saudí Nimr Baqir al Nimr.

Fuente: Agencias/Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here