Arrestaron al padre del supuesto terrorista del atentado en Tel Aviv

La policía arrestó al padre de Nashat Milham, el presunto autor del ataque terrorista en Tel Aviv, en el que fueron asesinadas tres personas y otras siete resultaron heridas. Cinco individuos fueron arrestados junto a Muhammad Milham, bajo la sospecha de haber colaborado con el asesinato, mientras que su madre fue interrogada y luego liberada.

El padre de Milham fue arrestado bajo la sospecha de haber colaborado con el asesinato y por participación en una organización ilegal. La policía detuvo también a dos primos y a un amigo.

Mientras tanto, los detalles de la investigación sugieren que Milhem, de 29 años, oriundo de Arara, en la zona de Wadi Aria, podría haber huido hacia el norte. Otra evaluación es que podría haber logrado escapar a Cisjordania (Judea y Samaria).

Una jueza rechazó el pedido de la policía de extender la detención de su hermano, Juhadat Milhem por otros seis días, bajo la sospecha de haber colaborado con el asesinato.

A medida que pasan los días, crece la sospecha entre los investigadores de la policía de que el terrorista recibió ayuda tras huir de la escena del crimen; por lo que han decidido focalizarse en la familia.
A pesar de las evaluaciones generales, la policía de Tel Aviv continúa actuando con altos niveles de alerta a la vez que prosigue la búsqueda del terrorista prófugo.

Una intensa pesquisa, casa por casa se llevó a cabo en el barrio de Ramat Aviv, en el norte de la ciudad.
El jefe de la policía, Roni Alsheik, visitó la familia de Alon Bakal, uno de los dos jóvenes asesinados en el ataque contra el pub de Tel Aviv “Hasimtá”.

Alsheik dijo que era importante mantener los detalles confidenciales de la investigación y sugirió que se están haciendo avances, indicando que los habitantes de la zona de Tel Aviv pueden “reducir las tensiones” en forma significativa.
El padre del sospechoso instó públicamente a su hijo: “Llámame. Puedo ayudarte. Si no puedes, llama a alguno de tus amigos. No te quedes allí. Entrégate”.
El padre de Milham fue el primero en contactar a la policía al ver la fotografía de su hijo en la televisión: “Es importante que le den alcance a mi hijo y lo arresten; porque aún está armado, y así como asesinó a dos personas podría asesinar a otras más”.
El día del ataque Milhem acudió a la tienda de productos orgánicos Anise en la calle Dizengoff, allí extrajo de su bolso una ametralladora semiautomática y salió a la calle para rociar con balas a los jóvenes que estaban en el pub vecino. Shimi Ruimi, de 30 años, oriundo de Ofakim y Bakal, un estudiante de abogacía y encargado del bar, de 26 años, murieron en el lugar. Otras siete personas resultaron heridas.
Corrió hacia la calle Ibn Gabirol donde se subió al taxi de Ayman Shaaban, un beduino de 42 años, padre de once hijos, oriundo en Lod. Viajó a la playa del Hotel Mandarin, donde mató y dejó el cuerpo de Shaaban. Condujo varios cientos de metros hacia la carretera Namir donde abandonó el vehículo.
El teléfono celular del terrorista fue hallado en la calle Reading del barrio de Ramat Aviv, el mismo día del atentado. Aún tiene la ametralladora que extrajo de la caja fuerte de su padre y varios cargadores.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí