“Perón no era un antisemita: fue firme al rechazar el odio religioso”

Contra lo que piensa mucha gente de la comunidad, Ranaan Rein considera que el general fue un pragmático negociador

“Perón era antisemita. Protegió a los nazis que huían de Alemania”, dice un catedrático israelí, que alterna su residencia entre los Estados Unidos y la Argentina en una charla informal en su departamento en Buenos Aires. Esta opinión sobre el ex presidente aún persiste en el exterior y coincide con la de muchos miembros de la colectividad judía local, especialmente los de mayor edad, pese al paso del tiempo y a que ya ha quedado enterrada en el pasado la antinomia peronismo-antiperonismo.

Sin embargo, dista bastante de la realidad. Si bien durante la administración de Juan Domingo Perón ingresaron al país criminales de la Segunda Guerra Mundial, también lo hicieron en otras partes del mundo con la anuencia de sus gobiernos, como es el caso de los Estados Unidos y la Unión Soviética, entre otros, lo que no los hace ni más ni menos antisemitas.

Por el otro lado, no se le conocen medidas públicas, escritos, discursos ni declaraciones en contra de los judíos tanto durante sus funciones durante la dictadura del 43, como cuando fue presidente o en sus años de exilio.

“Perón no era antisemita. Si uno lee los numerosos discursos en contra del antisemitismo durante sus dos primeras presidencias se da cuenta de inmediato que ningún otro presidente antes de la llegada de Perón al poder expresaba de forma tan clara, tajante y contundente, su rechazo a la discriminación contra los judíos”, afirma el vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv e historiador del peronismo, Raanan Rein, en su reciente libro Los muchachos peronistas judíos

Autor: Hernan Dobry

Fuente: Perfil

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here