La mayoría de los judíos franceses considera emigrar

De cara al Día Internacional del Recuerdo del Holocausto, que tendrá lugar el 27 de enero próximo, el ministro de Asuntos de la Diáspora, Naftali Bennett, presentó el Gobierno un escalofriante informe que detalla un panorama sobre el antisemitismo, en 2015, en el mundo. Según el informe, el año pasado se registró un número récord de judíos que emigraron de Europa occidental. El movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) está ganando fuerza en el continente europeo, y está promoviendo el boicot de los eventos y representantes judíos, no sólo de Israel.

Según el informe, el 57 por ciento de los judíos franceses está considerando emigrar a otro país. El setenta y cinco por ciento de los estudiantes judíos en las universidades estadounidenses han experimentado -o han sido testigos de- antisemitismo. El año 2015 registró un aumento del 61 por ciento de los crímenes antisemitas en Londres, y los años 2014 y 2015 fueron años récord para el antisemitismo en Gran Bretaña.

Según las estadísticas, más del 40 por ciento de los ciudadanos de la Unión Europea tienen puntos de vista antisemitas de algún tipo. Ellos conciertan con la idea de que Israel está llevando a cabo una guerra de aniquilación contra los palestinos, o la creencia de que Israel se comporta como lo hicieron los nazis. La dirigencia de la UE y sus países miembros, según el informe, ha estado haciendo la vista gorda a esto durante más de una década.
La situación en Europa del Este no es mucho mejor. Los judíos en Rusia y Ucrania son exhibidos como manteniendo una lealtad dudosa por parte de los medios, y las autoridades no están haciendo esfuerzos para luchar contra el antisemitismo. El sitio conmemorativo de Babi Yar, en Kiev, ha sido profanado seis veces durante el año pasado, sin una verdadera respuesta por parte de las autoridades.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, expresó en respuesta que «este es un informe muy importante y significativo. El antisemitismo sigue existiendo y es cada vez más feroz. Hago un llamamiento a la comunidad internacional para actuar contra el antisemitismo y la condenar duramente cualquier acto antisemita”.

«Es inaceptable que setenta años después del Holocausto todavía vemos al antisemitismo en pleno apogeo. Con los eventos pasados en mente, tenemos que garantizar que ese desastre no se repita, y esa es precisamente la responsabilidad de la Unión Europea y la ONU, que permanecen en silencio ante estas estadísticas preocupantes». El primer ministro dio instrucciones a todos los involucrados para fortalecer la educación y las relaciones públicas de Israel en oposición al antisemitismo.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here