Un estudio israelí usa partículas de oro para combatir la arterioesclerosis

Investigadores de Bar-Ilan descubren que nanopartículas inyectadas en la sangre pueden alumbrar zonas problemáticas y ayudar contra la arterioesclerosis.

Investigadores israelíes están desarrollando un método novedoso para combatir contra obstrucciones potencialmente mortales en las arterias, usando nanopartículas de oro para «teñir» zonas potencialmente problemáticas, y posiblemente llegar a curarlas.

Un estudio reciente de científicos de la Universidad de Bar-Ilan examina el uso de nanobarras de oro en el tratamiento de la arterioesclerosis – una enfermedad vascular en la cual las paredes arteriales se espesan paulatinamente por causa de la acumulación de placa en los vasos sanguíneos. Estas obstrucciones grasas pueden llegar a causar ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

Uno de los grandes problemas con el tratamiento de la arterioesclerosis es primero identificar la enfermedad. Para abordar este problema, los investigadores se aprovechan de una de las características de las acumulaciones arterioescleróticas: tienen gran cantidad de macrófagos, un tipo de glóbulos blancos que ingieren sustancias ajenas. Las nanobarras de oro, por su parte, tienen propiedades ópticas únicas que les permiten ser detectadas por escáneres de láser.

Al ser inyectadas al cuerpo, las nanopartículas son absorbidas por los macrófagos, en efecto alumbrando zonas problemáticas y permitiendo un diagnóstico rápido, de bajo riesgo y no invasivo, luego del cual los doctores pueden decidir cómo proceder con el tratamiento.

El profesor Dror Fixler, jefe de la investigación, señaló que «los exámenes médicos existentes incluyen la ecografía, la tomografía y la resonancia magnética, pero son todos caros, de difícil acceso e incluyen radiación ionizante (y por lo tanto dañina). Nuestro método es no ionizante.»

El equipo también está buscando la manera de emparejar las nanopartículas con lipoproteínas de alta densidad (HDL por sus siglas en inglés), también conocidas como «colesterol bueno», que ayudan a descomponer las células de grasa en los vasos sanguíneos y limpiar obstrucciones. De tal manera, las partículas de oro podrían usarse como sistema de administración selectiva para identificar y limpiar zonas vulnerables a la placa.

El nuevo estudio será presentado en la conferencia NanoIsrael 2016 en la Universidad de Tel Aviv los días 22 y 23 de febrero. ■

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here