El Parlamento de Israel aprobó la ley de expulsión de diputados

El Parlamento (Knéset) aprobó una ley que permite, con una mayoría de dos tercios, expulsar a un miembro de esa cámara legislativa si se encuentra que el diputado en cuestión incita al racismo o apoya la lucha armada contra el Estado de Israel.

La ley fue aprobada en segunda y tercera votación, por 62 sufragios contra 47, tras una tumultuosa sesión que duró toda la noche.

El diputado Nissan Slomiansky del partido religioso nacional Habait Haiehudí presentó el proyecto de ley, que fue condenado entre otros por los diputados Ahmad Tibi y Jamal Zahalka, de la Lista (Árabe) Unificada. Los diputados de Meretz y Campo Sionista también protestaron contra el proyecto de ley.

Según la nueva legislación, se puede expulsar a un diputado con el apoyo de 90 de los 120 miembros de la Knéset, y al menos una decena de ellos tienen que provenir de la oposición.

La decisión de expulsión entrará en vigor catorce días después de haberse votado, para permitir que el diputado cuestionado apele ante la Corte Suprema de Justicia. Durante esos catorce días, el legislador expulsado no podrá participar de las discusiones en la Knéset; pero podrá seguir votando.

Además, la Knéset no podrá expulsar a ninguno de sus miembros durante los períodos electorales.

La nueva legislación no será retroactiva por lo que no se podrá expulsar a la controversial diputada árabe Hanín Zoabi, por sus ponzoñosos comentarios en contra de los soldados del Ejército de Defensa de Israel ni por su participación en la controvertida flotilla de Gaza.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here