La ONU suspende el envío de ayuda a Siria tras el ataque a un convoy

La ONU ha anunciado este martes que todas las operaciones humanitarias en Siria «quedan suspendidas» tras el ataque contra un convoy humanitario en la región de Alepo. La Cruz Roja ha confirmado que uno de sus representantes estaba entre las 12 personas que murieron en el bombardeo y ha decidido aplazar la entrega de ayuda mientras evalúa las condiciones de seguridad, aunque continuará enviándola. Después de siete días de tregua, en los que hubo constantes acusaciones de que no era respetado el alto el fuego ni se garantizaba el envío de ayuda a la población sitiada, el lunes reiniciaron los ataques, que alcanzaron a un convoy de ayuda.

«Por ahora no tenemos una visión global de lo que pasó, pero se ha tomado la decisión de que todas las operaciones humanitarias de convoyes sobre el terreno quedan suspendidas por el momento», ha dicho en rueda de prensa un portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA). Este lunes, al menos 18 de los 31 camiones fletados por la propia ONU y la Media Luna Roja habían recibido impactos directos cuando llevaban ayuda para 78.000 personas que no han tenido auxilio desde julio.

Naciones Unidas ha señalado que el ataque en Alepo podría constituir un crimen de guerra, ya que el convoy tenía la autorización de las autoridades para cruzar el territorio y distribuir la asistencia humanitaria. Todas las partes beligerantes estaban informadas de su trayectoria y estaba claramente marcado como humanitario, remarcó la ONU.

Entre los muertos del ataque del lunes está el director de la Media Luna Roja para Alepo, Omar Barakat, según ha confirmado la organización.  «El equipo está conmocionado. Omar resultó gravemente herido y el equipo de rescate no pudo llegar a él en dos horas. Cuando fue evacuado no pudo sobrevivir a sus heridas», ha declarado el director de la organización para Oriente Próximo y el Norte de África, Robert Mardini.

La Cruz Roja ha decidido interrumpir temporalmente la entrega de ayuda que tenía programada para tres localidades bloqueadas por las fuerzas gubernamentales junto a la frontera libanesa, según declaró Mardini a Reuters desde Ginebra. En Damasco, una portavoz de la misma organización explicó a Efe que si bien los convoyes sufrirán retrasos, Cruz Roja va a continuar con sus operaciones humanitarias.

Otro convoy enviado a Talbisé, en la provincia de Homs, hizo su primera entrega desde julio este lunes con suministros para más de 80.000 personas. El equipo se quedó allí durante la noche debido a los intensos enfrentamientos. «Es difícil leer el entorno en las próximas horas porque hay una mezcla de intensificación de los combates y politización de la ayuda humanitaria», ha lamentado Mardini.

El Pais

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here