Horacio Lutzky: “Pueden haber otros espías en la comunidad”

“Iosi. El espía arrepentido” es uno de los libros que mayor impacto causó este año. La historia que allí se narra, podría ser el guion de cualquier película de ficción, pero es una de las tantas realidades que vivió nuestro país: un espía de la Policía Federal “plantado” a partir de 1986 en la comunidad judía, con el objetivo de recabar información sobre el “Plan Andinia”, viejo libelo antisemita que planteaba las intenciones de Israel de crear un nuevo estado en la Patagonia argentina.
Durante la larga década en la que permaneció como espía, Iosi aprendió hebreo y los jaguim, llegó a ocupar cargos directivos en la Organización Sionista Argentina y en otras instituciones comunitarias, hizo amigos y se puso en pareja con una chica judía, mientras enviaba todo tipo de datos a sus superiores. Su sospecha, es que parte de esa información fue utilizada para el atentado de 1994, por lo que su remordimiento y amor por su pareja judía, lo llevaron a confesar toda su historia.
Fueron la periodista Miriam Lewin y el abogado e investigador Horacio Lutzky quienes tuvieron el privilegio de escuchar estas confesiones, las cuales se ven reflejadas en el libro de su autoría. Ex director del periódico Nueva Sión y autor del libro “Brindando bajo los escombros” (Sudamericana), sobre los atentados a la Amia y la embajada de Israel, Lutzky dialogó con VIS A VIS CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN, para afirmar, en primer lugar, que más allá del fascinante relato, la historia de Iosi podría tener una gran utilidad para identificar las conexiones locales y el rol de la Policía Federal en el atentado a la Amia. Respecto a la actualidad del personaje, señaló que “está en lugares que no se pueden revelar, a partir de su entrada en el Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados. Eso fue como entrar en la clandestinidad, con lo que pasó a tener una vida desgraciada, y además con bastantes interrogantes sobre su seguridad. No nos olvidemos que Julio López, luego de declarar como testigo contra jefes de las fuerzas de seguridad, desapareció en 2006, en plena democracia”.

¿Qué lo lleva a Iosi a creer que su información fue utilizada para el atentado a la Amia?
Es una suma de muchos episodios. Iosi es un experto en inteligencia con una capacitación extraordinaria, por lo que es una persona que puede apreciar con criterio lógico, y por haber conocido el paño, cuales son los elementos que hacen falta para cometer un atentado, es decir la inteligencia previa. Y lo que sostiene, no como opinión sino como hecho, es que el a lo largo de los años suministró de sobra a sus superiores de la Policía Federal todos los elementos que constituyen la inteligencia previa de un lugar para luego cometer allí un atentado. Aquí se cuentan planos, sistemas de seguridad, nombres, movimientos u horarios, entre otras cuestiones. Incluso, pudo comunicar su descubrimiento de que a través del edificio lindero de Uriburu, que recorrió de punta a punta, se encontraba una puerta interna poco conocida que comunicaba con el fondo de la Amia, de la cual tuvo la llave, así como también que en poco tiempo se instalaría en Pasteur la Agencia Judía, lo cual implicaba que en poco tiempo iban a aumentar las condiciones de seguridad.

Por fuera de su percepción, ¿Cuenta con algún dato que le avalé sus sospechas de haber colaborado involuntariamente con el atentado?
Iosi llegó a conocer a un policía que le dijo que el día del atentado le tocaba quedarse de custodia allí y le avisaron que se alejara rápido, con lo que se puede ver que por lo menos un sector de la policía estaba al tanto del atentado. También supo de la venta de sus informes de inteligencia, con lo que efectivos de la federal colaboraron o vendieron información. Si a eso le sumamos el helicóptero de la Federal sobre los techos de Amia la madrugada anterior al atentado, algo que está probado en el juicio oral, y que varios de sus jefes de la policía fueron procesados por destruir pruebas, se está demostrando que por lo menos una parte de la policía funcionó como una asociación ilícita antes que como una fuerza para dar seguridad. Y permite ver que las sospechas de Iosi estaban más que fundadas en cuestiones comprobables.

¿Qué lo lleva a contar su historia?
El atentado fue decisivo. El había hecho su vida dentro de la comunidad, incluso al día de hoy se siente judío, y siente que la comunidad no fue protegida sino que por el contrario fue un blanco para atacar. Y desde su rol como espía de la policía, en todo esto él jugo un papel que si bien fue involuntario, fue muy importante. De ahí su remordimiento e impotencia.

Resulta llamativo que haya sido la policía y no la SIDE la que estuvo detrás de este operativo…
Sin embargo, son muchos los expertos, como por ejemplo Marcelo Saín, que señalan que pese a lo que puede suponerse, los servicios de inteligencia más eficaces y al mismo tiempo descontrolados, son los de la Policía Federal.

A él lo infiltran cuando la Amia y la Daia no tenían la importancia política que poseen en la actualidad ¿Pueden haberse plantado otros espías?
Esta es uno de los grandes interrogantes, y sí, puede haber otros espías. Iosi mismo supone que deben existir, ya que tras los atentados, las fuerzas policiales empezaron a sospechar de él, porque se notaban sus cambios luego de hacer nuevas amistades y enamorarse de una chica judía. Incluso, Iosi supuso que ya estaban plantando otro espía, posiblemente también con el objetivo de cotejar su información. El ya había dejado de ser fiable, y por eso lo enviaron a otros destinos, bien lejanos y del interior, con lo que su vida empezó a arruinarse por no poder lograr ninguna estabilidad en ningún lado. Y no nos olvidemos que él fue plantado en plena democracia y desarrolló su actividad durante más de una década de gobiernos democráticos, con lo que nada haría suponer que las cosas hayan cambiado.

iosi

1 COMENTARIO

  1. Que raro que no se nombre en la nota al Juicio de encubrimiento AMIA que se esta llevando acabo en estos momentos, donde, entre otros, esta siewndo jugado el
    ex presidente de DAIA Ruben Beraja

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here