Compañia israelí desarrolla el primer análisis de sangre del mundo para el diagnóstico del mal de Parkinson

Los médicos diagnostican unos 60.000 casos de Parkinson cada año en Estados Unidos. Aun así, diagnosticar la enfermedad, que se conoce también como parkinsonismo, puede demorar años, incluso mucho después de que aparezcan los primeros síntomas.

BioShai, una nueva compañía, con sede en Yokneam Illit, al norte de Israel, tiene un producto revolucionario en el horizonte: PDx, el primer análisis de sangre del mundo para un diagnóstico temprano del Parkinson.

El análisis puede combinarse con otras pruebas clínicas para obtener un diagnóstico mucho más completo que ayude a los médicos a decidir el mejor tratamiento en una fase más temprana de la enfermedad.

Más de 10 millones de personas en todo el mundo padecen de este desorden crónico y progresivo, causado por el mal funcionamiento y muerte de las neuronas que producen la dopamina, una sustancia que coordina el control del movimiento en el cerebro.

“Un diagnóstico en una fase temprana puede resultar en una mejor calidad de vida para el paciente”, dijo la directora ejecutiva de BioShai, Jennifer Yarden, que tiene un doctorado en ciencia médica y que estuvo a cargo del desarrollo clínico y comercial de kits de prueba y análisis en la compañía Glycominds. Es también directora ejecutiva y cofundadora de Curewize Health.

“Una prueba sencilla y a bajo costo para el diagnóstico del Parkinson es esencial para el desarrollo de terapias neuroprotectivas, porque el momento en el que el paciente ya presente muchos de los síntomas de movimientos asociados con el Parkinson, la mayoría de neuronas que producen dopamina ya han desaparecido o están afectadas por la enfermedad”,  explicó.

Investigación en el laboratorio del Technion

El análisis de sangre de PDx, que mide los cambios en determinadas moléculas que se sabe están relacionadas con el mal de Parkinson, será lanzado al mercado través de un laboratorio israelí en una versión beta de producción limitada a principios de este año. BioShai solicitará en breve la aprobación regulatoria para su distribución en Europa.

BioShai, que tiene cuatro empleados, se fundó en enero de 2014 en la incubadora de Youdim Pharmaceuticals, en Yokneam Illit. El profesor del Instituto Technion Moussa Youdim, uno de los creadores de Azilect, un medicamento contra la enfermedad, fue otro de los fundadores de la compañía.

Youdim y el profesor Peter Riederer, de la Universidad de Würzburg, en Alemania, realizaron una investigación pionera, publicada en 2010 y 2012, que mostró que la medición del nivel de expresión de genes específicos en la sangre podría detectar el parkonsonismo con un buen índice de precisión. BioShai nació a raíz de este descubrimiento informa Israel21c.

Otro de los fundadores de la firma, el doctor Martin Rabey, es neurólogo nacido en Argentina, profesor emérito en la Facultad Sackler de Medicina en la Universidad de Tel Aviv y experto en las enfermedades del Parkinson y Alzheimer. Ayudó en el desarrollo de la Escala de Evaluación del Parkinson (SPES, en sus siglas en inglés), un método práctico para evaluar a pacientes de aquella enfermedad.

Grafico cortesía de BioShai.

Grafico cortesía de BioShai.

Validación y estandarización

BioShai se encuentra actualmente en las fases finales de validación y estandarización de la prueba con ensayos clínicos que se están llevando a cabo en Israel e Italia, dijo Yarden.

“Hemos reclutado a 400 pacientes, divididos en dos fases. La primera es para la creación de una prueba comercial basada en los hallazgos del profesor Youdim, y la segunda es la validación”, explicó.

“También estamos completando un ensayo retrospectivo con muestras de un estudio, Iniciativa de Marcadores de Progresión del Parkinson, dirigido por la Fundación Michael J. Fox. En nuestro laboratorio de Yokneam hemos analizado más de mil muestras, entre ellas de pacientes de Parkinson, controles sanos y de pacientes que padecen la enfermedad pero sin evidencia de déficit dopaminérgico (SWEDD, en sus siglas en inglés)”, dijo.

El estudio examinará cómo cambian los biomarcadores con el paso del tiempo y podría ayudar con la prognosis, así como con el diagóstico, agregó.

“La estrategia de BioShai es, primero, desarrollar la prueba para el diagnóstico diferencial del Parkinson frente a pacientes con similares síntomas en sus capacidades motoras, y luego crear una versión modificada de ella para un diagnóstico temprano de pacientes con síntomas premotores, tales como una merma en la habilidad olfativa (anosmia), estreñimiento constante, depresión y trastornos del sueño”, dijo Yarden.

“Muchos de estos síntomas pueden aparecer por otras razones, pero son considerados también factores de riesgo no motores para la aparición temprana del Parkinson. Nuestro biomarcador sería específico para el Parkinson”.

Yarden dijo que el precio de la prueba de sangre PDx, que se estima cuesta varios cientos de dólares, es mucho menor que cualquier prueba de imágenes y “reducirá definitivamente el costo del diagnóstico”.

“Otras compañías están trabajando para desarrollar un análisis de sangre para el Parkinson, pero el nuestro es único y esperamos ser los primeros en el mercado”, dijo.

Para más información, haga clic aquí.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here