Se anunció un cambio revolucionario en el ejército israelí

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) anunció que transformará completamente sus fuerzas especiales, alejándose del tradicional esquema del “ejército popular”, en el cual todos los ciudadanos israelíes sirven igual cantidad de tiempo, al modelo de un “ejército profesional”, imitando el diseño general de las fuerzas especiales en el mundo.

De acuerdo con la propuesta, los soldados de las unidades de elite Sayeret Matkal (Patrulla del Comando General), el comando marino Shayetet 13, los comandos de la unidad aerotransportada Shaldag, y la unidad de búsqueda y rescate 669, servirán ocho años. Se trata de un cambio dramático con respecto a los tres o cuatro años que hasta ahora se les requería servir. Las tropas también recibirán un título académico pagado por el Ejército de Defensa de Israel. El jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, manifestó que mejorará la efectividad de los soldados enrolados en estas unidades.

“Cada año tomamos nueve mil estudiantes de secundaria que quieren enrolarse en las fuerzas especiales y los exponemos a una serie de pruebas severas que duran entre nueve y 12 días”, apuntó Eizenkot. “Al final del proceso tenemos sólo una pequeña cantidad de soldados y la larga formación que pasan significa que apenas tenemos tiempo para usarlos”.

Los soldados de estas unidades suelen recibir una formación que dura entre un año y medio y dos años. Como el servicio requerido para los soldados es de tres años, los soldados que sirven en las unidades de operaciones especiales están obligados a firmar por otro año. Este modelo difiere radicalmente de las fuerzas especiales tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, donde las tropas de élite permanecen comúnmente en sus unidades durante muchos años.

El cambio significa que las fuerzas de élite servirán el período más largo en el Ejército, después de los pilotos, que lo hacen por nueve años. Eizenkot puntualizó que los mejores soldados serán enviados a las unidades regulares de infantería para mejorar sus niveles de profesionalidad.

Eizenkot también dio a conocer una serie de medidas que el Ejército de Defensa de Israel ha estado tomando para aumentar la decaída motivación para servir en las unidades de combate entre los jóvenes israelíes. Los soldados de combate ganarán ahora 2.000 shekels mensuales, frente a los actuales 1.700.

“No podemos forzar a alguien a arriesgar su vida por sólo 1.7000 shekels”, señaló.

Los soldados también serán divididos en diversas categorías,  tales como “Combatientes de avanzada”, formada por las tropas de élite como las brigadas Golani y Paracaidistas; “Combatientes” y “Soldados de Apoyo Operacional”, que asisten a  las fuerzas en el terreno, tales como las inteligencia y las comunicaciones.

Los “Combatientes” son los soldados de combate que no son los primeros en golpear al enemigo, tales como la unidad mixta Caracal (compuesta por hombres y mujeres).

Eizenkot aclaró que los combatientes son la principal prioridad del Ejército de Defensa de Israel. La motivación para servir en las unidades de combate ha estado cayendo constantemente, alcanzando el punto más bajo del 67%. Eizenkot ordenó que las unidades de combate deben elegir a los soldados que prefieren, antes que lo hagan las unidades de inteligencia y tecnológicas.

“Los combatientes son la parte más importante del ejército”, subrayó. “La inteligencia es importante, la guerra cibernética es importante; pero lo más importante es el combate”.

 

Vía Aurora

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here