Irán le comunicó a la ONU que aumentará su capacidad de enriquecer uranio y Netanyahu aseguró que es para «lanzar bombas nucleares sobre Israel»

Irán informó este martes al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de las Naciones Unidas en Viena que aumentará su capacidad de enriquecimiento de uranio construyendo más centrifugadores, según informó el vicepresidente iraní Ali Akbar Salehi.

«Se envió una carta al OIEA sobre el comienzo de determinadas actividades», dijo Salehi en declaraciones citadas este martes por la agencia de prensa iraní Fars. «Si las condiciones lo permiten, puede ser que mañana en Natanz podamos declarar la apertura del centro de producción de nuevas centrifugadoras», agregó Salehi, que preside además la Organización Iraní de Energía Atómica.

La medida, que estaría en el marco de los límites establecidos por el pacto nuclear de 2015 pero que al mismo tiempo abriría las puertas a romperlos si el acuerdo finalmente cae, ya había sido adelantada por el portavoz de esta organización, Behrouz Kamalvandi, a ISNA, otra agencia iraní.

Sobre eso, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró que el plan de Irán está orientado a producir armas nucleares para ser usadas contra su país.

El domingo «el ayatollah Khamenei declaró que su intención era destruir el Estado de Israel. Ayer explicó cómo lo haría, con un enriquecimiento ilimitado de uranio para producir un arsenal de bombas nucleares», dijo Netanyahu en un video difundido por su oficina. «No estamos sorprendidos. No permitiremos que Irán obtenga armas nucleares», señaló.

Los firmantes europeos del acuerdo respaldan el pacto, pero tienen dudas sobre el programa de misiles balísticos de Irán y su influencia en Oriente Medio. Teherán dice que los dos asuntos no son negociables.

Israel considera a Irán su mayor «amenaza existencial» y se opone al pacto nuclear que limita y vigila el programa atómico persa a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán que fue firmado en 2015 por Francia, Alemania, el Reino Unido, Rusia, China y los Estados Unidos, y que este último abandonó en mayo.

Recientemente Netanyahu reveló unos archivos que, aseguró, demuestran que Irán llevó a cabo un programa para desarrollar armas atómicas, y viajó esta semana por Europa para convencer a los países europeos firmantes del peligro que supone Teherán y la necesidad de poner veto a su desarrollo de misiles balísticos y nuclear.

Tras la salida de los Estados Unidos del acuerdo a principios de este año, los firmantes europeos y asiáticos han manifestado sus intenciones de mantenerlo y han defendido los límites impuestos, aunque las presiones aumentan.

 

Vía Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here