A 42 años de la «Operación Rayo», la misión en Entebbe que cambió la vida de la familia Netanyahu

El 4 de julio de 1976 el mundo se conmovía al ver cómo un comando israelí liberaba a las víctimas del secuestro de un avión de Air France en Uganda.

descarga

Hace 42 años, la noche del 3 al 4 de julio de 1976, comandos de élite israelíes llevaron a cabo una espectacular operación en el aeropuerto ugandés de Entebbe, liberando a pasajeros de un vuelo de Air France secuestrado por palestinos y alemanes. Esa misión cambiaría por siempre la historia de una de las familias más importantes de Israel: Netanyahu.

El 27 de junio un Airbus de Air France que viajaba entre Tel Avivy París, con más de 250 personas a bordo -entre ellas 12 tripulantes- es secuestrado sobre el cielo de Corfú por cuatro terroristas, que habían subido a bordo en una escala en Atenas. Los secuestradores obligaron a la tripulación a aterrizar en el aeropuerto libio de Bengasi.

Los extremistas -dos palestinos del Frente Popular y dos militantes de extrema izquierda alemanes, entre ellos una mujer- se presentaron ante el resto de los pasajeros fuertemente armados: pistolas, granadas, pero tambien gran cantidad de explosivos.

En la noche del 28 de junio, el avión se posa en el aeropuerto deEntebbe, al sur de la capital ugandesa, con la autorización y complicidad del presidente Idi Amin Dada. Allí, tres terroristas más se sumaron a los secuestradores, que agruparon y vigilaron a pasajeros y tripulantes en una vieja sala del aeropuerto.

Los secuestradores amenazaban con hacer explotar el avión si 53 palestinos o simpatizantes detenidos en todo el mundo -29 de ellos en Israel- no eran puestos en libertad antes del 1 de julio. El gobierno israelí simula una negociación y parece a punto de ceder a las exigencias de los piratas, que aceptan postergar el ultimátum al 4 de julio.

Entretanto, varios rehenes serían liberados, quedando bajo el control terroristas 105 personas: pasajeros israelíes o de confesión judía, además de los tripulantes. Mientras tanto, en Israel, el estado mayor de crisis preparaba una intervención militar. «Israel ha decidido reaccionar y jamás ceder», afirmó por aquel entonces el primer ministro Yitzhak Rabin.

El 3 de julio, a las 11 pm de Uganda, cuatro aviones Hércules del ejército israelí sobrevuelan el lago Victoria a baja altura y aterrizan en el aeropuerto, tras un vuelo de más de 3.600 km sin ser detectados por el control aéreo ugandés.

El primer comando se introduce en un Mercedes negro, réplica del vehículo del presidente Amin Dada. Se da el asalto y rápidamente los israelíes se hacen con el control del aeropuerto. Los rehenes son liberados y llevados de inmediato a un avión que acaba de aterrizar, salvo tres de ellos, que mueren en el asalto, igual que 20 soldados ugandeses y siete secuestradores.

Una mujer, que figuraba entre los rehenes y que había sido llevada a un hospital de Kampala al inicio del secuestro, sería luego asesinada por hombres del presidente ugandés.

Pero durante el operativo -brillante para los expertos militares de todo el mundo- una muerte cambiaría el rumbo de la familia Netanyahu. Entre las víctimas figuraría el Teniente Corone lJonathan (Yoni) Netanyahu, hermano mayor del actual primer ministro israelí, y jefe del comando que liberó a los rehenes. Fue el único soldado israelí muerto en la operación, llamadaThunderbolt (Rayo) y que luego sería rebautizada por el gobierno israelí como «Operación Jonathan», en su memoria.

Jonathan Netanyahu fue uno de los más destacados militares israelíes de los años 60 y 70. Participó de la Guerra de los Seis Días, fue clave en la composición de los más altos comandos de elite de Israel y un carismático y popular comandante para sus tropas. Se formó académicamente en Harvard y era uno de los más destacados de una familia que inspiraría los destinos de Israel los años siguientes.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here