«Todos los judíos pueden sentirse seguros en Hungría», afirmó el primer ministro

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, aseguró en Jerusalén, tras reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que cualquier persona que se declare judía puede sentirse segura en Hungría.

Orbán afirmó que el «antisemitismo moderno» está aumentando en Europa occidental, pero disminuyendo en Europa del Este, y agregó que Hungría tiene tolerancia cero con las declaraciones antisemitas.

«Los lazos excelentes entre Israel y Hungría» son en gran parte el resultado de los vínculos personales entre sus líderes, señaló Orbán, y atribuyó las buenas relaciones entre los dos países a que «ambos tienen un líder patriótico».

Netanyahu indicó que tanto él como Orbán entienden la amenaza que representa el Islam radical para Europa, Israel y los países árabes.

La visita del líder húngaro, que no tiene previsto reunirse con representantes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), ha suscitado polémica en algunos sectores de Israel a causa de la ideología de Orbán y algunos de sus comentarios.

Miembros de la oposición en el Parlamento israelí condenaron la visita: «Netanyahu honrará al primer ministro húngaro, Orbán, que elogió al colaborador antisemita nazi en la aniquilación de los judíos de Hungría», señaló el presidente del partido centrista Yesh Atid (Hay Futuro), Yair Lapid, en su cuenta de Twitter.

Está previsto que por este motivo, supervivientes húngaros del Holocausto protesten durante la visita de Orbán al Yad Vashem.

La presidenta del partido de izquierdas Meretz, Tamar Zandberg, se dirigió a Orbán en húngaro desde su cuenta de Twitter y le dijo: «Aquellos que elogian a los colaboradores de los nazis, los que persiguen a los grupos de derechos humanos y la oposición en su país no son bienvenidos aquí».

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here