Estados Unidos acusó a iraníes que espiaron sitios judíos e israelíes

EE.UU. acusó formalmente a dos ciudadanos iraníes de llevar a cabo actividades de vigilancia en instalaciones israelíes y judías en el país norteamericano en nombre del gobierno de Irán.

Los sospechosos fueron identificados como Ahmadreza Mohammadi-Doostdar, de 38 años, quien también es ciudadano de los EE.UU., y Majid Ghorbani, de 59 años, quien vive en California. Ambos son acusados ​​de “actuar a sabiendas como agentes del gobierno de Irán sin notificar previamente al Fiscal General, prestar servicios a Irán en violación de las sanciones de los EE.UU., y conspiración”, según dijo el lunes el Departamento de Justicia en un comunicado.

Presuntamente recopilaron información de inteligencia sobre “entidades e individuos considerados por el gobierno de Irán como enemigos de ese régimen, incluidos los intereses judíos e israelíes, e individuos asociados con el MEK [Mujahedin-e Khalq], un grupo que aboga por el derrocamiento del actual gobierno iraní”.

La MEK fue considerada una organización terrorista por el Departamento de Estado hasta 2012, cuando fue eliminada de la lista de terrorismo después de repudiar la violencia. Según el Consejo de Relaciones Exteriores, sus miembros habían participado anteriormente en actividades violentas contra estadounidenses en Irán durante la década de 1970 y participaron en el derrocamiento del Shá. Sin embargo, se separó del Ayatola poco después y se transformó en un grupo de oposición en el exilio.

Según la declaración, Doostdar realizó actividades de vigilancia en la Casa Rohr Jabad de Chicago, donde fotografió “las características de seguridad que rodean las instalaciones”.

“La División de Seguridad Nacional se compromete a proteger a EE.UU. de las personas dentro de nuestro país que actúen ilegalmente en nombre de naciones extranjeras hostiles”, dijo el Secretario de Justicia Auxiliar de Seguridad Nacional, John Demers.

“Presuntamente Doostdar y Ghorbani actuaron en nombre de Irán, incluso mediante actividades de vigilancia de opositores políticos y la participación en otras actividades que podrían poner a los estadounidenses en riesgo. Con su arresto y estos cargos, buscamos responsabilizar a los acusados ​”.

“Esta supuesta actividad demuestra un continuo interés en tener como objetivo a EE.UU., así como a posibles grupos de oposición ubicados en EE.UU.”, dijo el subdirector ejecutivo en funciones, McGarrity. “El FBI continuará identificando e interrumpiendo a aquellos individuos que busquen involucrarse en actividades ilegales, en nombre de Irán, en suelo estadounidense”.

 

Vía JTA / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here