Descubren restos de antiguo poblado judío en Beer Sheva

Las excavaciones arqueológicas realizadas previo a la construcción de un nuevo vecindario en Be’er Sheva revelaron los restos de un poblado judío de la época del Segundo Templo.

Las excavaciones muestran evidencias de la vida cotidiana judía en la antigua ciudad, incluyendo una lámpara de aceite decorada con una menorá (candelabro) de nueve brazos, vasijas de piedra caliza utilizadas por los judíos para baños rituales, una torre de observación y monedas de bronce del período de gobierno provincial romano, El sitio, que data de principios del siglo I d. C. hasta la rebelión de Bar-Kojvá, contiene pasajes subterráneos ocultos que fueron utilizados por los rebeldes judíos.

Según el Dr. Peter Fabian de la Universidad Ben-Gurion en el Negev y el Dr. Daniel Varga de la Autoridad de Antigüedades de Israel, “los restos del poblado incluyen varias estructuras e instalaciones, como los cimientos de una gran torre de observación, instalaciones para hornear, antiguos depósitos de basura y un sistema subterráneo que probablemente se usó como baño ritual judío”.

El sitio está ubicado en la frontera sur del antiguo reino de Judá, cerca de una carretera que conducía a Tel Be’er Sheva. El valor estratégico del lugar fue probablemente la razón por la que se construyó allí una torre de observación de 10 metros por 10 metros cuyos cimientos se descubrieron en las excavaciones. En los alrededores de la torre se encuentran los restos de una escalera que puede haber conducido al segundo piso. Las piedras de la torre fueron eliminadas a finales del período romano para construir otras estructuras cercanas.

De acuerdo con decreto del Talmud de Babilonia, sólo la Menorá en el Templo podría tener siete brazos, por lo que las lámparas para uso doméstico tenían por lo general de ocho a once brazos. Los pocos candelabros descubiertos hasta ahora nunca tienen siete brazos.

The Jewish Press/Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here