Una encuesta revela que judíos y árabes están menos divididos de lo que reflejan los políticos

0
11
Alia Tunisi (L) and Sharon Suval (2nd L), first grade school teachers, talk to their students during reading hour at the Hand in Hand Arab Jewish bilingual school in Jerusalem December 3, 2014. The Hand in Hand school in Jerusalem presents an almost too-perfect scene in a tense and divided city, where Jews and Arabs do daily business but rarely befriend one other. REUTERS/Ronen Zvulun (JERUSALEM - Tags: POLITICS CIVIL UNREST EDUCATION)
Post thumbnailLa profesora árabe Alia Tunisi y la judía Sharon Suval, hablando ante sus alumnos en la escuela mixta «Mano a Mano» de Jerusalén. / Foto: Ronen Zvulun (Reuters)
Una encuesta del medio israelí “Llamada Local” muestras áreas diversas donde judíos y árabes destacan los beneficios de la cooperación. No supone que los judíos israelíes estén dispuestos a ceder posiciones de poder a las formaciones árabes, y lo más sorprendente es la disposición de los árabes a que sus representantes se unan a una coalición gubernamental.

 Siguiendo el termómetro de la campaña y los incendiarios videos electorales, no trasciende al mundo que ciudadanos judíos y árabes de Israel crean en construir una vida compartida en el país. Desde el ex likudnik Oren Hazan disparando y matando en un gag electoral al parlamentario árabe Jamal Zahalka o el repetido eslogan “Bibi o Tibi” repetido por los seguidores de Netanyahu –refiriéndose a que la pérdida del poder del actual líder israelí supondrá la llegada de una coalición con el árabe Ahmed Tibi-; la campaña nuevamente ha estado plagada de insultos y mensajes incitadores contra un sector que representa cerca del 20% de la población israelí, y que no es homogénea. En ciertos poblados árabes, es habitual el voto a partidos judíos sionistas como Avodá o, incluso, el Likud.

La encuesta, elaborada y analizada por la doctora experta en opinión pública Dahlia Scheidlin y David Reis, incluyó a 414 árabes y 411 judíos. A pesar de la aparente hostilidad que transmiten los líderes entre ambos sectores, el 53% de los judíos preguntados afirma que sus relaciones diarias con árabes son generalmente positivas. Solo un tercio las consideró negativas. El sondeo, que incluye a encuestados en todo el territorio, desmiente el concepto de que la coexistencia “es un concepto de paz y amor exclusivo de izquierdistas de Tel Aviv”.

Los judíos derechistas destacan que en general las relaciones son buenas, y que se tornan tensas cuando “activistas de izquierda y líderes árabes instigan políticamente protestas”. Entre el sector árabe, los resultados fueron incluso más sorprendentes: el 76% consideró sus relaciones con judíos generalmente positivas en su vida diaria. Solo un 6% indicó que sus relaciones son casi inexistentes por lo que no podían aportar una respuesta certera. Es una cifra destacable, sobre todo tras el enfurecimiento de las minorías árabe y drusa tras la aprobación de la ley “estado-nación”, que reforzaba el carácter judío de estado, que las minorías entendieron como una medida discriminatoria.

Entre la juventud árabe los porcentajes eran algo menores: solo el 67% veía saludables las relaciones con los judíos. Las experiencias acumuladas en el sector educativo o laborales durante sus vidas contribuye a la sensación positiva sobre los vínculos con judíos.

Más allá del conflicto entre israelíes y palestinos, árabes y judíos mostraron alto grado de voluntad cooperativa en cuestiones como el medio ambiente, los derechos laborales, o los derechos de las mujeres. Entre el 55% y el 58% consideró que la cooperación ayudará en mejorar estas áreas en Israel. Tan solo entre el 10% y el 14% lo entendió como algo que dañaría a las causas.

Respecto a la resolución del conflicto, si bien los números son menores, no dejan de ser sorprendentes: el 62% de los árabes indicaron que la cooperación sería positiva. Entre los judíos, el 53% también defendió que el trabajo conjunto sería una herramienta útil para poner fin a la violencia.

Preguntados por el reconocimiento del “otro” como identidad nacional, el 52% de los judíos israelíes escogieron reconocer la existencia del pueblo palestino, mientras que el 48% respondió que solo el pueblo judío existe en la tierra de Israel. “El concepto de mayoría significa algo en democracia, y la mayoría de judíos israelíes reconoce la existencia del pueblo palestino”, indicó Scheindlin.

Entre los árabes hay un consenso mayoritario: el 94% reconoce la existencia de ambos pueblos. Para los responsables del sondeo, demuestra que “desmiente la idea de que los palestinos con ciudadanía israelí no reconocen al pueblo judío. Lo hacen, y con un nivel de unanimidad que lo hace irrebatible”.

Los judíos israelíes, que tradicionalmente han considerado a los partidos árabes como meros representantes de los intereses de su sector –y en muchas ocasiones con posiciones extremistas pro-palestinas y contra el estado de Israel-, indicaron en un 88% que no estarían dispuestos a votar a un partido árabe. Entre los árabes, no obstante, el 47% dijo considerar la opción de votar a un partido judío, dato que demuestra que “está ganando legitimidad la idea de votar por un partido judío israelí”.

Por Ofer Laszewicki Rubin – Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here