Netanyahu asegura la formación de la coalición de gobierno tras recibir los apoyos necesarios

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ya puede cantar victoria formalmente. Tras el triunfo en las pasadas elecciones sobre su principal competidor, el ex general Benny Gantz, tan solo quedaba formalizar el trámite de recibir los apoyos parlamentarios necesarios para revalidar la coalición de gobierno encabezada por el Likud.

Tras las conversaciones formales del presidente Reuven Rivlin con los partidos que se aseguraron representación parlamentaria, en las que los diputados electos recomiendan según su criterio al candidato ideal para formar gobierno, Netanyahu se aseguró los apoyos pendientes de Israel Beitenu, la Unión de los partidos de Derecha y Kulanu.

De este modo, Netanyahu ha obtenido el apoyo de 65 miembros de la Knesset, mientras que Gantz se quedó con tan solo 45, en un parlamento formado por 120 diputados. Por ello, Rivlin declaró que la decisión “está clara”, y encargará al que se convertirá en el líder más longevo de Israel la tarea de conformar la próxima coalición, que quedará compuesta por el Likud (35), los ultraortodoxos Shas (8) y Unión Judaismo por la Torá (8), la Unión de Partidos de Derecha (5), Kulanu (4) e Israel Beitenu (5).

Tanto Rafi Peretz, de la Unión de Partidos de Derecha, como Roy Folkman, de Kulanu, coincidieron en apuntar que el pueblo dejó claro la voluntad mayoritaria de que Netanyahu continúe al frente del país. Por primera vez y  a petición expresa del presidente Rivlin, en esta ocasión las recomendaciones fueron retransmitidas en directo “en nombre de la transparencia”

Desde Israel Beitenu, cuyo líder Avigdor Lieberman rompió la anterior coalición de gobierno por sus discrepancias con Netanyahu respecto a la “tibia respuesta” contra los misiles de Hamás, se encargaron de recordar al presidente que aceptarían entrar en la coalición si sus demandas son escuchadas, refiriéndose esencialmente a su exigencia de aprobar la ley de reclutamiento al ejército para el sector ultraortodoxo. En caso de que no ocurra, Lieberman amenazó con “sentarse en la oposición o ir a nuevas elecciones”. Con sus cinco parlamentarios, en caso de abandonar la coalición, Netanyahu no tendría los apoyos mínimos (61) para continuar gobernando.

La base electoral de Israel Beitenu son inmigrantes judíos seculares llegados de las ex repúblicas soviéticas, y esgrimen que son “los protectores del Israel secular, aunque respetamos a los religiosos”. Además de la ley de enrolamiento en las FDI, también piden el fin del monopolio del Rabinato sobre el matrimonio o el divorcio.

Por su parte, el laborista Avi Gabbai, que obtuvo los peores resultados de la historia de Avodá (6), optó por recomendar a Gantz, y afirmó que “no creo que sea bueno que alguien sea primer ministro durante 10 o más años. No es saludable”. Y agregó: “la gente eligió a Netanyahu, pero no para que limite nuestra democracia”.

Desde el izquierdista Meretz (4) también propusieron a Gantz, y su líder Tamar Zandberg dijo que “representaran los verdaderos valores de la izquierda más allá del gobierno que se forme”. Tras el visto bueno final de Rivlin, Netanyahu contará con 28 días para conformar la coalición.

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here