Nuevo tratamiento innovador israelí contra la hemofilia

Un tratamiento innovador contra la hemofilia se administra actualmente en el Centro Médico Sheba en Tel Hashomer, cerca de Tel Aviv.

Sheba es el tercer hospital en el mundo en ofrecer el nuevo tratamiento que consiste en desarrollar genes sanos en el laboratorio para luego insertarlos a los virus y administrarlos por vía intravenosa a los pacientes.

El hígado elimina los virus del cuerpo, pero los genes sanos permanecen y en pocos meses podemos ver un aumento en las proteínas responsables de la coagulación de la sangre. Este tratamiento realmente puede curar la hemofilia, no sólo tratarlo y reducir el sangrado.

Eden, de 24 años, es el primer paciente en Israel en recibir el nuevo tratamiento.”Hace seis días recibí mi tratamiento y me siento muy bien. Recibí una transfusión y luego me fui a casa. Aún tomo mis medicamentos, pero si mis pruebas son buenas, dejaré de inyectármelos”.

Eden fue diagnosticado cuando tenía tres meses y ahora, por primera vez, puede imaginar un futuro sin la enfermedad.

La hemofilia es un trastorno causado por la falta de proteínas de coagulación de la sangre que pueden causar hemorragias internas potencialmente mortales. Es una afección principalmente hereditaria que aparece con mayor frecuencia en los hombres.

La enfermedad se produce en uno de cada 5.000 nacimientos. En Israel se diagnostica a una edad temprana porque los bebés judíos son circuncidados a los ocho días.

La profesora Gili Kenet, directora del Centro Nacional de Hemofilia y el Instituto de Trombosis y Hemostasia en Sheba, dice que hasta el momento solo 60 pacientes en el mundo fueron tratados mediante este método de ingeniería genética sin efectos secundarios graves ni complicaciones.

Sin embargo, el tratamiento no es adecuado para todos los pacientes.

“Los niños menores de 18 años no pueden ser tratados de esta manera ya que su tejido hepático aún está en desarrollo”, explica. “Los pacientes con enfermedades hepáticas o que han desarrollado anticuerpos contra factores de coagulación sanguínea tampoco pueden recibir el tratamiento”.

“Aún no contamos con estudios a largo plazo, por lo que no estamos seguros de la efectividad del tratamiento a lo largo del tiempo, pero aún así son noticias dramáticas para cientos de pacientes en Israel”.

Fuente: Ynet/Enlace judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here