La Unión Europea otorga 742 millones de euros a 1062 proyectos de investigación científica israelí

0
162

La delegación de la Unión Europea (UE) en Israel, junto con la Dirección de Investigación e Innovación Israel-Europa (ISERD) y la Autoridad de Innovación de Israel, celebraron la cooperación científica en el marco del programa Horizon 2020.

Los premios se entregaron a 423 compañías e investigadores israelíes que ganaron las becas Horizon 2020 en 2018. Desde el inicio del programa hasta el final de 2018 se han otorgado subvenciones por un total de más de 742 millones de euros a 1062 proyectos israelíes.

El programa Horizon 2020 es el programa de investigación e innovación más grande del mundo, que asciende a aproximadamente 80 mil millones de euros en siete años.

La cooperación internacional en investigación e innovación es una prioridad estratégica para la UE. Permite abordar los desafíos sociales globales de manera más efectiva, crea oportunidades de negocios y hace que la diplomacia científica sea una fuerza impulsora para la política exterior de Europa.

Israel ha sido socio en los programas marco de investigación e innovación de la UE desde 1996 y fue el primer país no europeo en unirse a este. A lo largo de los años, la asociación UE-Israel ha fortalecido la excelencia académica e industrial israelí, ha llevado inversiones en infraestructura de investigación y ha permitido la investigación innovadora a largo plazo.

El programa ha permitido a empresas, investigadores e innovadores israelíes obtener acceso a socios europeos, integrarse en una amplia infraestructura de investigación europea y participar en proyectos emblemáticos en los campos de las tecnologías cuánticas, el grafeno y la investigación del cerebro. El Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés), que forma parte de Horizon 2020, apoya la investigación innovadora en las fronteras del emprendimiento humano. Los investigadores israelíes han tenido un gran éxito en el programa ERC y las universidades e institutos de investigación israelíes se encuentran entre las diez organizaciones más importantes del mundo que reciben a los beneficiarios de ERC.

El embajador de la UE en Israel, Emanuele Giaufret, dijo: «Cada año celebramos la colaboración entre la UE e Israel en investigación e innovación y honramos a los ganadores israelíes en el programa de investigación e innovación de la UE, Horizon 2020. Celebramos una ceremonia y evento “libre de plástico’ para mostrar apoyo a un área crítica donde la UE ha asumido el liderazgo mundial. Las políticas que promueven la sostenibilidad del planeta para las generaciones futuras deben apoyarse con tecnologías, investigación y soluciones innovadoras, donde la cooperación entre la UE e Israel pueda desempeñar un papel clave».

El Dr. Ami Appelbaum, científico jefe del Ministerio de Economía e Industria de Israel, presidente de la Autoridad de Innovación de Israel y presidente del Comité Directivo de ISERD señaló que: “El prestigioso Programa Marco Europeo permite a la industria y el mundo académico de Israel competir en el mundo de la excelencia y la innovación. La tasa de éxito promedio para los solicitantes elegibles es de solo 14%, por lo que ganar una beca en el programa es un signo de calidad y excelencia tanto para los investigadores como para las empresas. El Programa Marco Europeo permite propuestas individuales y combinadas con socios europeos, lo que abre la puerta a la investigación y la cooperación empresarial con entidades europeas más allá de la importante financiación que ya reciben».

Nili Shalev, Director General de ISERD, agregó: “El Programa Marco Europeo ofrece numerosas ventajas a las empresas e investigadores, además de las generosas subvenciones. Eleva la calidad de la investigación, permite la contratación de trabajadores de alta calidad, proporciona inversión en equipos avanzados y facilita el trabajo con estándares internacionales. La subvención permite a las empresas reducir el tiempo de acceso al mercado y facilita la interacción con muchos clientes potenciales. El programa coloca a los participantes a la vanguardia de la investigación global en temas de importancia ambiental y social. También ofrece una amplia gama de oportunidades y beneficios, y pedimos a todas las partes interesadas que se pongan en contacto con el director de ISERD, quien los introducirá al programa».

La compañía israelí Vectorious recibió financiamiento a través del programa Fase II del Instrumento Europeo para PYMES a principios de 2018 para realizar ensayos clínicos y continuar desarrollando su producto V-LAP, un implante cardíaco inalámbrico en miniatura que controla la función cardíaca, mide con precisión la presión auricular izquierda (LAP) y envía los datos directamente a la HMO o al hospital donde el paciente está recibiendo tratamiento. Por primera vez, los médicos pueden tomar decisiones informadas y brindar a sus pacientes un mejor tratamiento basándose en datos clínicos en tiempo real.

Optima Design Automation de Nazareth recibió aproximadamente 2,5 millones de euros para continuar con el desarrollo y la ampliación de su innovador producto: una plataforma de software para fabricantes de chips diseñada para garantizar la seguridad funcional de los chips utilizados en automóviles autónomos.

Un proyecto conjunto de la Organización de Investigación Agrícola (ARO) – Volcani Center y la compañía Fluence para un enfoque basado en el apoyo a aplicaciones para la reutilización de agua sostenible en la producción agrícola (DSWAP). Este tiene como objetivo encontrar soluciones integrales para el riego con aguas residuales que garanticen la seguridad ambiental y la salud, con mínima inversión energética. Este proyecto incluyó grupos de investigación de Israel, Alemania, Chipre, España, Francia, Italia y Portugal.

Triox Nano, de Jerusalén, ganó una subvención de dos millones de euros para continuar con el desarrollo de su nueva plataforma de administración de medicamentos SMARTIOX, que combina materiales y técnicas de ADN para brindar tratamiento contra el cáncer de mama en mujeres mediante la inyección del ingrediente activo utilizado en la quimioterapia directamente en el área del tumor. Esta plataforma podría aplicarse también a otros tratamientos de enfermedades en el futuro.

El proyecto PlaMOS, dirigido por Mellanox y Haifa Lab de IBM, está desarrollando una potente plataforma integradora que permite multiplicar por ocho la velocidad de los transmisores y receptores ópticos utilizados en los centros de datos. PlaMOS se basa en la integración de piezas a pequeña escala de nuevos moduladores fotónicos y plasmónicos de base ferroeléctrica, fotodetectores de silicio-germanio y electrónica BiCMOS, combinados en un motor súper rápido de escala micrométrica capaz de transmitir y recibir datos a la velocidad de 200 Gigabites por segundo, la más rápida del mundo por canal óptico.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here