El calentamiento global afecta a los corales de Eilat

0
254

La temperatura del agua en el golfo de la ciudad sureña ha aumentado al nivel más alto de los últimos 31 años. La cantidad de colonias de corales y su densidad se ha reducido. Y existe el temor de que se trate de una tendencia que puede causar daños irreparables al arrecife más septentrional del mundo.

Un informe del Ministerio de Medio Ambiente de Israel contiene malas noticias para el arrecife de corales del golfo de Eilat: la temperatura del agua ha subido un grado (centígrado), y llegó al nivel más alto desde que se comenzó a medir en el año 1988. Hay una disminución de corales y de la densidad de las colonias, aunque aún es pronto para saber si se trata de una tendencia que llevará al desastre al arrecife más septentrional del mundo.
En los últimos 20 años, el estado de los arrecifes de corales se ha deteriorado en todo el mundo como consecuencia del cambio climático y el calentamiento de los mares. Los arrecifes de corales activos como el de Eilat son hoy en día un tesoro natural poco común.
La temperatura más baja de este año fue de 22 grados centígrados en el mes de febrero en la estación mar abierto y en la de las estaciones marinas. Esa temperatura es 1 grado más elevado que la mínima anterior, que fue en el año 2017. La temperatura más alta del 2018 fue de 28 grados centígrados en agosto, y también en este caso la diferencia es de 1 grado por encima de la del año anterior.
 

Los arrecifes de corales de Eilat podrían verse dañados por el calentamiento global

Los arrecifes de corales de Eilat podrían verse dañados por el calentamiento global
(Ynet)
Desde el año 2004, el Ministerio de Medio Ambiente lleva a cabo un plan nacional de monitoreo del mar Rojo en general, y del estado de los arrecifes en particular. “Los arrecifes de corales se encuentran en mejor estado en los últimos años, en comparación con los primeros años de monitoreo”, dicen los autores del informe: el doctor Ionatan Shaked y el profesor Amatsia Guenin, del Instituto Universitario de Ciencias del Mar de Eilat. Pero parecería que últimamente los cambios para bien son más lentos, y que también hay índices que se encuentran a la baja”.
El estado del arrecife se mantiene pese al aumento de la temperatura del mar, pero según los autores del informe es imposible predecir cuál es la temperatura a la que comenzarán a producirse daños en el arrecife. Dicho esto, los especialistas señalan que ahora mismo son datos de un solo año, y aún es pronto para determinar si se trata de una tendencia que traerá problemas.
Uno de los datos más preocupantes es que el aumento de la temperatura en aguas profundas del mar sigue a un ritmo anual de una media de 0,036 grados centígrados. La temperatura media anual que se midió en la superficie del mar el año pasado fue la más alta desde el año 1988: un aumento de 1 grado en comparación con el añoanterior.”Este fue uno de los años más ‘calientes’ que se registraron en el marco del programa de monitoreo”, se señala en el informe.

Arrecife de coral de Eilat

Arrecife de coral de Eilat
( Ynet)
Según el doctor Dror Tsuriel, del Centro de Monitoreo e Investigación Marina del Ministerio de Medio Ambiente, “se trata de una tendencia mundial de calentamiento del agua de mar. Al día de hoy, los corales de Eilat están en condiciones de afrontar el calentamiento, pero aumenta la presión con la que tienen que lidiar”.
En el año 2018 hubo una ligera disminución de corales y de la densidad de las colonias en los arrecifes de Eilat. Este año, el arrecife de corales cubría un 24 por ciento de la superficie total, en comparación con el 25 por ciento de los años anteriores. La densidad media de las colonias es ligeramente menor en comparación con la del año anterior (28,2 colonias frente a 30,2), pero al parecer se trata de algo normal.
Los autores del informe instan a tomar todas las precauciones posibles respecto a lo que puede dañar el arrecife, en especial impedir el desarrollo costero acelerado, prohibir la pesca de peces que se alimentan de algas en el norte del golfo y protegerlos de los daños causados por el hombre.
Fuente: Ynet

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here