Los palestinos preparan un ‘día de furia’ en Cisjordania

La Autoridad Palestina anunció que el martes llevará a cabo manifestaciones violentas lideradas por la dirigencia del movimiento Fatah en respuesta a la declaración del gobierno de Estados Unidos, según la cual los asentamientos israelíes no violan la ley internacional.

Pocos días después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mark Pompeo, emitiera una declaración en la que afirmaba que los asentamientos israelíes en Judea y Samaria no violan la ley internacional, la AP anunció que llevará a cabo un ‘día de furia’ cerca de diversas posiciones donde se encuentran soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI. Las manifestaciones serán lideradas por Mahmoud Aloul, vicepresidente del movimiento Fatah.

Las protestas están autorizadas por el presidente de la AP, Mahmoud Abbas, como parte de la denominada ‘doctrina de la resistencia popular’. Este tipo de manifestaciones están basadas en la violencia, y los que participan de las mismas suelen arrojar piedras a las fuerzas de seguridad y prender fuego neumáticos.

Los manifestantes planean llevar a cabo las violentas protestas en las cercanías de los puestos de control de las FDI en la zona. Debido a que están avaladas por la AP, las fuerzas de seguridad que dependen de esta no evitarían que las personas se acerquen a los lugares donde se llevarán a cabo las movilizaciones.

Con el fin de incrementar el número de manifestantes, se decidió que las instituciones educativas de la AP finalicen los estudios antes de lo habitual, a las 11:30 de la mañana. Las asociaciones profesionales también terminarán su jornada laboral antes del mediodía para participar de las protestas.

Una fuente palestina afirmó a Ynet que “mañana será un día de violencia en Judea y Samaria”. La misma fuente advirtió que “si las protestas finalizan con muertos del lado palestino, podría derivar en una escalada de violencia en la región”.

Hace una semana, Pompeo anunció una modificación en la posición oficial del país respecto de los asentamientos en Judea y Samaria. El secretario de Estado norteamericano rechazó la postura del Departamento de Estado de 1978, según la cual los poblados israelíes en esa región violan la ley internacional.

De acuerdo con la declaración emitida por Pompeo, el gobierno de Donald Trump entiende que las controversias respecto del estatus legal de los asentamientos las debe resolver el sistema judicial de Israel.

Un día después de la declaración, Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), advirtió que la postura expresada por Estados Unidos “cierra la puerta de la paz y abre la del extremismo, el terrorismo, la corrupción y la violencia. Abre las puertas del infierno”.

 

Vía Ynet

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here