Un terrorista de Hezbollah fue condenado a 40 años de prisión en Nueva York

0
265
Lebanon's Hezbollah members hold party flags as they listen to their leader Sayyed Hassan Nasrallah addressing his supporters via a screen during a rally marking the anniversary of the defeat of militants near the Lebanese-Syrian border, in al-Ain village, Lebanon August 25, 2019. REUTERS/Aziz Taher

Un juez federal de Nueva York condenó este martes por primera vez en Estados Unidos a un espía de la organización chií libanesa Hezbollah, a 40 años en prisión, tras ser hallado culpable el pasado mayo de ocho delitos terroristas, informó el Departamento de Justicia.

El estadounidense de origen libanés Ali Kourani, de 35 años, ha sido acusado de pertenecer a la Organización Islámica Yihadista (IJO por su sigla en inglés), que el Departamento de Justicia de Estados Unidos vincula con Hezbollah.

El ahora convicto fue hallado culpable de dar apoyo material a un grupo extranjero designado terrorista, recibir entrenamiento militar del mismo, poseer, llevar y usar armas de fuego para crímenes violentos, proveer y recibir fondos, bienes y servicios del grupo Hezbollah.

También por cometer un fraude al nacionalizarse estadounidense para poder realizar estas actividades con mayor facilidad.

El libanés fue detenido en 2017 en el barrio neoyorquino del Bronx, donde residía, por sus presuntos vínculos con Hezbollah, y se enfrentaba a una pena máxima de cadena perpetua.

De acuerdo con el fiscal para el distrito sur de Nueva York en Manhattan, Geoffrey S. Berman, Kourani fue reclutado, entrenado y enviado por la organización IJO de Hezbollah para planificar y ejecutar actos de terrorismo en la ciudad de Nueva York».

Kourani vigiló además edificios federales, aeropuertos e incluso guarderías, según la acusación en su contra.

«El largo periodo de prisión impuesto a Kourani envía un importante mensaje a Hezbollah y la IJO», destacó el fiscal federal.

Según señaló la Fiscalía federal cuando le detuvieron, Kourani recibió entrenamiento con armas patrocinadas por Hezbollah en el año 2000, cuando tenía 16 años, y a los 19 emigró legalmente a Estados Unidos, donde se graduó en ingeniería biomédica (2009) y obtuvo un máster en Administración de Empresas (2013).

Se nacionalizó estadounidense en 2009 pero mintió en su solicitud al alegar que no estaba afiliado a una organización terrorista, ya que más de un año antes se había unido a las filas de la rama exterior de Hezbollah, de acuerdo con la información de la Fiscalía.

También indicó tras su arresto que en EE.UU. trabajó «encubierto» para buscar proveedores de armas que suplieran las operaciones de IJO, identificar afiliados de las Fuerzas de Defensa Israelíes a los que reclutar o usar como blanco de la violencia, reunir información sobre la seguridad y las operaciones de los aeropuertos y vigilar a las autoridades.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here