El club Ironi Kseifa, integrado por jugadores árabes e israelíes, le pide a la asociación no jugar durante el horario de rezo musulmán

Ironi Kseifa, club del ascenso del fútbol israelí, inició una queja formal ante la Asociación de Fútbol Israelí (IFA) porque la mayoría de sus partidos son programados en paralelo a la oración musulmana de los viernes entre las 11.45 y 12.30.

El club municipal de esta comunidad beduina, ubicada en el sur israelí, incluye en su plantel a jugadores de diversas religiones y pretende que se respeten a todos los credos: el rezo musulmán de los viernes, así como el cuidado del shabat judío de sus adversarios deportivos y sus propios integrantes.

Pero a veces los intereses se chocan: el juego de este viernes ante Mahale Adumim fue programado para las 12 y la superposición con la oración musulmana fue entendida como un nuevo desprecio para la afición musulmana. Por eso desde la dirección de Kseifa anunciaron que ingresarán a la cancha 20 minutos después, una vez que el horario del rezo ya finalizó.

«A pesar de todos los esfuerzos ante la asociación y la dirección de Mahale Adumim, no pudimos cambiar el horario de inicio. Se esperaba una respuesta pero ignoraron a toda una población. Sabemos que el club puede ser castigado, pero hay que entender que no se puede perjudicar siempre a las minorías», explicó Adnan Elmore, el presidente del club.

Desde la IFA respondieron que actúan «de acuerdo al reglamento y sus definiciones claras del cuidado del shabat», y que si bien la intención es respetar a todos los sectores «Maale Adumim está a unas dos horas en auto de Kseifa y programar el juego en otro horario podría haber profanado el shabat de los jugadores de Maale Adumim».

«Como compromiso, se acordó que el juego comenzaría a las 12:15. La asociación trabaja con la máxima sensibilidad y consideración del tema», expresó la asociación a través de un comunicado.

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here