Israel libera a un espía sirio y al atacante de una ambulancia en el Golán

0
158

Israel anunció la liberación de dos presos, uno de los cuales fue condenado por espiar para Siria, en el marco de un canje mediado por Rusia.

(Vía Aurora)

Sidqi al Maqt, oriundo de la localidad drusa de Majdal Shams, en los Altos del Golán, fue condenado, en 2017, a catorce años de cárcel por recolectar información sobre las posiciones de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) para la inteligencia siria. Fue detenido en 2015, tras sospecharse que estaba enviando fotografías e informes escritos sobre las posiciones de las FDI a oficiales de inteligencia siria. Esa no era la primera vez que estuvo preso, al Maqt ya pasó 27 años tras las rejas por espionaje contra Israel y había sido liberado en 2012.

Al Maqt agradeció al presidente sirio, Bashar al Assad, y al presidente ruso, Vladimir Putin, por haber logrado su excarcelación.

“La firmeza siria venció la determinación de la ocupación y del enemigo”, expresó. “Me liberan sin condiciones, para disguto de la ocupación”.

También fue liberado antes de finalizar su condena, Amal Abu Salah, también domiciliado en los Altos del Golán. Abu Salah fue encarcelado en 2015 por su participación en el ataque contra una ambulancia que trasladaba a un rebelde sirio hacia un hospital dentro de Israel.

Abu Salah había sido condenado ha permanecer tras las rejas por su rol en el linchamiento y asesinato del ciudadano sirio. Dos soldados israelíes que lo trasladaban sufrieron heridas leves en el incidente.

Las autoridades afirmaron que se trata de un “gesto de buena voluntad” tras la repatriación de los restos del soldado Zachary Baumel, que había desaparecido en la Batalla de Sultan Yacoub, en 1982, durante la Primera Guerra del Líbano. Los restos de Baumel fueron regresados desde Siria vía Rusia, gracias a los esfuerzos de Moscú.

En abril pasado, Israel excarceló y deportó a Siria a otros dos presos sirios como gesto de buena voluntad.

Los liberados fueron identificados como un contrabandista de drogas y un agente de Fatah, condenado a catorce años de cárcel por intentar atacar a un soldado israelí.

Alrededor de 23 mil drusos viven en el lado de las Alturas del Golán que Israel conquistó a Siria, tras la Guerra de los Seis Días en 1967.

Parte de la población drusa de los Altos del Golán se consideran a sí mismos ciudadanos sirios y han permanecido fieles al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, durante la guerra civil en el país vecino.

También se especula que la liberación de los dos presos podría estar vinculada a la visita programada del Putin al país para fin de mes, en un esfuerzo para logar la excarcelación de la joven israelí Naama Issachar, que está cumpliendo una condena de 7,5 años de cárcel en Moscú tras habérsele encontrado 9,5 gramos de marihuana en su equipaje de mano.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here