Mapa político de Israel al cierre de las listas

Los partidos podrán presentar a sus candidatos hasta mañana por la noche. La unión izquierdista de Meretz y Avodá-Guesher llevó alivio a Kajol Labán. A la derecha de Netanyahu se formó una sorpresiva alianza de último momento entre las facciones de los ministros Bennett y Smotrich.

Mañana (miércoles) a la medianoche se producirá el cierre de listas de cara a las elecciones del 2 de marzo.
A la derecha del Likud, del primer ministro Benjamín Netanyahu, hasta el momento hay dos listas, en tanto que a la izquierda de Kajol Labán, de Benny Gantz, hay una. Yisrael Beiteinu, de Avigdor Liberman, no planea unirse a ninguna alianza.

La alianza formada por las facciones Habait Hayehudí y Otzmá Yehudit, considerada como la ‘derecha profunda’, intentaba atraer a Haijud Haleumí, pero el ministro de Transporte y líder del partido Bezalel Smotrich, decidió no cumplir con su promesa de unirse a esa alianza derechista, y finalmente optó por sellar un acuerdo con Hayamín Hajadash, del ministro de Defensa Naftali Bennett y Ayelet Shaked.

El acuerdo entre Bennett y Smotrich se produjo un día después de que el líder de Hayamín Hajadash afirmara que no planeaba llevar a cabo ninguna alianza ya que «en las últimas elecciones quedó demostrado que haber presentado cuatro facciones juntas redujo el bloque de derecha a sólo 55 bancas, por lo que repetir el mismo error podría llevar a una victoria del bloque de izquierda. Nosotros intentaremos arrebatarles votos a Yisrael Beiteinu y Kajol Labán”.
Sin embargo, Bennett parece haber modificado su postura e hizo un llamado al ministro de Educación, Rafi Peretz, para que su partido, Habait Hayehudí, se una a la alianza, pero sin Otzmá Yehudit.

Desde Habait Hayehudí criticaron la alianza, y expresaron que “pone al descubierto los verdaderos rostros de Smotrich y Bennett”. Y agregaron que la decisión representa “el derrumbe del sionismo religioso”.
En la izquierda se produjo una unión entre Meretz y Avodá-Guesher, lo que fue un gran alivio para Kajol Labán, ya que esta alianza podría reforzar a la izquierda, y el partido de Benny Gantz podría recibir los apoyos necesarios para poder gobernar.

El líder de Meretz, Nitzan Horowitz, afirmó en una conferencia de prensa que “la unión de la izquierda son buenas noticias para el bloque de centro-izquierda y malas noticias para Netanyahu”.
Horas después del anuncio de la izquierda, los partidos derechistas Habait Hayehudí, del ministro Rafi Peretz, y Otzmá Yehudit, de Itamar Ben-Gvir, anunciaron que unían fuerzas de cara a las próximas elecciones.

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here