«Zog Nit Keynmol»: Himno de los partisanos

1
1214

A 75 años de la Liberación de Auschwitz

Zog Nit Keyn Mol (en idish: זאָג ניט קיין מאָל, «Nunca digas») es una canción creada por el poeta y partisano judío Hirsh Glick en el Gueto de Vilna en el año 1943, y es considerada el principal himno del movimiento de partisanos judíos en resistencia al nazismo y el holocausto. La compuso inspirado por el levantamiento del gueto de Varsovia,

Nunca digas que esta senda es la final, Aunque cielos plomizos oscurezcan días azules; La hora que estamos esperando llegará, Nuestros pasos sonarán: ¡aquí estamos! De tierras verdes de palmeras a tierras blancas de nieve, Llegamos con nuestro dolor, con nuestro pesar, Y donde cayó una gota de sangre, Allí brotará nuestra fuerza, nuestra valentía. El
El sol de la mañana matizará nuestro día con oro, Y el ayer se desvanecerá con el enemigo, Pero si el sol y el amanecer se retrasan: Como una consigna, esta canción pasará de generación en generación
Esta canción está escrita con sangre y no con plomo, No es una canción sobre un pájaro libre Un pueblo, entre los muros caídos, Cantó esta canción con armas en las manos. Por lo tanto, nunca digas que esta senda es la final, Aunque cielos plomizos oscurezcan días azules; La hora que estamos esperando llegará, Nuestros pasos sonarán: ¡aquí estamos!

1 COMENTARIO

  1. sin palabras..se me estan cayendo lagrimas escondidas ..lagrimas con olor ashule…a more daniel…a mora dvoire.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here