Cerró la basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén por el coronavirus

0
67

La basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, el lugar más sagrado para el cristianismo, cerró sus puertas tras la imposición de nuevas restricciones de movimientos por parte del Gobierno israelí por el coronavirus, que resultaron también en el cierre de sinagogas y mezquitas.

La decisión, según explicó el portavoz del patriarcado latino de Jerusalén, Wadie Abunasar, podría prolongarse más allá de una semana, algo que podría afectar la celebración la Semana Santa.

El cierre de la basílica, que en los últimos días permanecía casi vacía tras las nuevas restricciones por parte de las diversas iglesias cristianas que la custodian, se suma al cierre de mezquitas y de todas las sinagogas de Israel, luego de la decisión del ministerio de Salud de prohibir la actividad religiosa en sitios de culto cerrados.

El Monte de Templo (donde están erigidos la Mezquita de Al Aqsa y el Domo de la Roca), que al igual que el Santo Sepulcro está ubicada en la Ciudad Vieja de Jerusalén, ya había cerrado sus puertas el domingo, lo que llevó a los fieles musulmanes a rezar al aire libre en sus alrededores, algo que sigue estando permitido en tanto se respete la indicación de mantener dos metros de separación entre las personas.

Las nuevas restricciones impuestas por Israel limitan casi totalmente los movimientos de la población, con contadas excepciones que incluyen salir a comprar comida, medicinas o productos esenciales, ir al médico, a donar sangre, hacer un procedimiento legal, al Parlamento o prestar ayuda a necesitados.

Entre las actividades permitidas se mantienen además las manifestaciones, el rezo en espacios abiertos, funerales, bodas y baños rituales de las mujeres.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here