Coronavirus en Israel: 4.831 diagnosticados, 83 en estado grave y 19 muertos

COVID-19-Israel-Día 31-3
COVID-19-Israel-Día 31-3

Dos mujeres, una de 49 años y la otra de 50, murieron de un coronavirus el martes por la mañana, convirtiéndose en las personas más jóvenes de Israel en sucumbir a la enfermedad. Hace pocas horas falleció otra mujer de 90 y elevó a 19 el número de muertes en el Israel.

La mujer de 49 años, identificada por su familia como Tamar Peretz-Levi de Lod, sufría de condiciones preexistentes, según el Centro Médico Yitzhak Shamir en el centro de Israel.

“Ella falleció durante la madrugada por complicaciones del virus”, dijo el hospital.

Pazit Babian, de 50 años, también sufría de graves afecciones preexistentes, según un comunicado del Centro Médico Sheba en las afueras de Tel Aviv, donde había sido tratada.

El alcalde de Lod, Yair Revivo, dijo que Peretz-Levi dejó atrás gemelos de 4 años. Su marido, Shimon, murió poco después de que nacieran de un ataque al corazón.

“Tamar fue una heroína, una ingeniera del contratista aero espacial ELTA, que luchó durante años para construir una familia y traer a sus gemelos a este mundo”, dijo Revivo.

El domingo, un hombre de 58 años sucumbió al virus en el Centro Médico Yitzhak Shamir en el centro de Israel. Él también tenía “condiciones preexistentes muy significativas”, dijo el hospital.

El martes por la mañana, el Ministerio de Salud informó sobre 4.831 casos del nuevo coronavirus, un aumento de 136 desde la noche anterior y 484 en las 24 horas desde el lunes por la mañana.

Esto incluye 83 personas en estado grave, de las cuales 69 estaban conectadas a respiradores, dijo el ministerio. Otras 95 personas estaban en condición moderada, 163 pacientes se habían recuperado, y el resto tenía síntomas leves.

El número de casos nuevos en 24 horas reportados el martes por la mañana marcó un pequeño incremento en la cuenta diaria con respecto al lunes, cuando el número de casos aumentó en aproximadamente 450, pero fue un descenso con respecto al domingo cuando el total se disparó más allá de la marca de 4.000, con un incremento de 628 casos.

El aumento diario del domingo había sido el mayor desde que se registró el primer caso de coronavirus en el país. Sin embargo, no estaba claro inmediatamente si esto se debía a un aumento en el número de infecciones o en el número de pruebas.

De las 18 personas que murieron en Israel por el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, 13 tenían más de 70 años. Un hombre israelí de 82 años en Italia también murió de la enfermedad.

Uno de los que se encuentra en estado grave es un hombre de 20 años sin problemas médicos preexistentes, aunque los médicos dijeron que su estado estaba mejorando.

El continuo aumento de los casos de virus se produjo cuando altos funcionarios del Ministerio de Salud advirtieron que Israel debe prepararse para la posibilidad de que 5.000 personas infectadas con el virus necesiten ventiladores y miles mueran.

“Me gustaría que

[fueran capaces]

de mirar hacia atrás en unas pocas semanas y burlarse de mí, pero no puedo ver que terminemos esta dura prueba sin muchas víctimas”, dijo el lunes el director del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov. “Desafortunadamente, sigo pensando que la realidad con la que tendremos que lidiar será de miles de muertos”.

Según un informe preparado la semana pasada para el Comité Especial de la Knesset para tratar el Coronavirus, hay como mucho 1.437 ventiladores en el país todavía disponibles para tratar a los pacientes. El Ministerio de Salud discutió esa cifra, diciendo que había 2.864 ventiladores disponibles, incluyendo los que las Fuerzas de Defensa de Israel tienen en sus tiendas.

Ha aumentado la preocupación de que tal vez no haya suficientes respiradores para tratar a todos los enfermos más graves, lo que deja a los médicos con decisiones de vida o muerte sobre a quién mantener vivo.

Para llenar el vacío, Israel ha ordenado 11.000 respiradores, 7.400 monitores y 21.000 bombas de infusión, dijo el Dr. Orly Weinstein, quien está a cargo de abastecerse de respiradores y otros equipos dentro del ministerio.

“El gran desafío es que estos pedidos llegarán en paralelo con el número proyectado de pacientes que requieren respiración artificial”, dijo, añadiendo que unos 4.000-7.000 ventiladores serán fabricados en Israel.

A los israelíes se les ordenó a partir del miércoles pasado que permanezcan en sus hogares a menos que participen en un pequeño número de actividades aprobadas, incluyendo la compra de alimentos y medicinas o dar una corta caminata a no más de 100 metros de su casa. Los que violen estas regulaciones están sujetos a multas de más de 500 NIS (140 dólares) o a prisión.

El gabinete aprobó durante la noche del lunes un conjunto de nuevas medidas que refuerzan las restricciones al público en medio de los esfuerzos por limitar la propagación de la pandemia del coronavirus, incluyendo la prohibición de quórums de oración y límites a los funerales y a las ceremonias de circuncisión judías.

Las nuevas regulaciones también imponen más limitaciones a los lugares de trabajo, tratando de reducir la fuerza de trabajo fuera de los hogares del 30 al 15% de su capacidad total, e instruyendo a todos los que trabajan fuera de sus hogares a tomar su temperatura diariamente antes de entrar a trabajar

Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here