El primer ministro británico Boris Johnson, diagnosticado con coronavirus, fue trasladado a terapia intensiva en grave estado

boris-johnson-coronavirus
boris-johnson-coronavirus

El primer ministro británico Boris Johnson debió ser llevado a terapia intensiva este lunes tras empeorar su cuadro de coronavirus.

“Durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital”, afirmó, por medio de un comunicado, un portavoz de Downing Street.

Johnson “ha pedido al ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, (…) que lo reemplace en lo que sea necesario”, añadió en la misiva.

El líder conservador, de 55 años, anunció el 27 de marzo que había dado positivo al test de COVID-19 y permanecería siete días en aislamiento en su apartamento de Downing Street, a cuya puerta se le dejaban comidas y papeles. Sin embargo, sus síntomas continuaron y eso preocupó al equipo médico que lo asiste.

A pesar de su cuadro, continuó encabezando reuniones por videoconferencia y muchos achacaban el lunes a esta falta de reposo el hecho de que el viernes siguiese teniendo fiebre y el domingo su médico decidiera ingresarlo para someterlo a pruebas médicas como “medida de precaución”.

Según los diarios The Times, DailyMail, The Sun y Mirror, Johnson se encuentra en el hospital St Thomas, de Londres, cerca de Westminster, y se le está administrando oxígeno. El alto funcionario no quiso precisar qué tipo de tests se le efectúan.

Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here